La “crianza antigua” es mejor para el desarrollo cerebral del bebé

Muchos expertos coinciden en pensar que “criar a los bebés a la antigua” es realmente positivo y favorece sobre todo el desarrollo cerebral de los bebés, ya que ciertas prácticas modernas que ahora se estipulan como dejar al bebé llorando por las noches, no llevarlos mucho en brazos ni darles besos, o no amamantarlos, pueden generar malos efectos en su crecimiento.

Las nuevas recomendaciones a la hora de criar a un niño surgen de diversas creencias culturales modernas y prácticas sociales que según han podido descubrir un grupo de investigadores en la Universidad Notre Dame pueden afectar tanto el desarrollo mental como emocional en los pequeños.

Darcia Narváez, reconocida profesora de psicología que se ha especializado en estudiar el desarrollo moral de los niños indica:

“El estilo de vida de los jóvenes en Estados Unidos sigue empeorando, en especial comparado con el de hace cincuenta años”…”Algunas prácticas y creencias equivocadas se han tornado en lugares comunes de nuestra cultura como, por ejemplo, el uso de ‘fórmulas’ infantiles para la alimentación de los bebés, el aislamiento de los infantes en sus propios dormitorios, o la creencia de que, si se responde demasiado rápido a las quejas del bebé, se le ‘acostumbra mal”…”El amamantamiento de los bebés, la respuesta cuando lloran, el contacto físico casi constante y el que haya varios adultos que se ocupan de la crianza son algunas de las prácticas de crianza ancestrales que han demostrado su impacto positivo en el desarrollo del cerebro, lo cual no sólo moldea la personalidad sino que ayuda además en la salud física y el desarrollo moral”.

El estudio indica que lo mejor es responder siempre a los podidos de los pequeños, una pronta respuesta a sus necesidades influye en el desarrollo de la conciencia del niño, así como el contacto físico es positivo para combatir el estrés del crecimiento, así como a controlar sus impulsos y a desarrollar la empatía, algo que no ocurre por ejemplo si se lo deja llorar toda la noche para que se calme solo.

“El hemisferio derecho del cerebro, que gobierna gran parte de la autorregulación, la creatividad y la empatía, puede crecer a lo largo de toda la vida”…”Ese hemisferio crece robusto con experiencias que involucran a todo el cuerpo, como los juegos de ‘lucha’, la danza y la creación artística libre”.

Vía | La opinión
Foto | Arjan Almekinders

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...