La Comunidad de Madrid ha estrenado la primera cámara de Gesell para menores

En la Comunidad de Madrid se ha puesto en marcha la primera cámara Gesell, que tiene la finalidad de facilitar que los menores puedan declarar en los procesos judiciales en un entorno más agradable, sin que tengan que sufrir miedo, ansiedad y estrés.

Cambios en el sistema judicial para los niños

La cámara Gesell es básicamente una habitación adecuada y acondicionada, separada por un cristal de otra habitación desde la que se observan a las personas. Seguramente muchos de vosotros habréis visto este tipo de habitaciones en las películas policíacas donde se realizan interrogatorios a sospechosos, pero, aunque la cámara no varía en su estructura, si en su configuración adaptándose a diferentes necesidades, como los procesos judiciales con menores implicados.

Según la Unión Europea, el sistema judicial no está adaptado ni es adecuado para los niños, por ello, les resulta traumático testificar en la mayoría de los países miembros de la UE. Enfrentarse al hecho de testificar en un entorno que puede resultar hostil, no es nada recomendable, por ello, con el fin de que los niños puedan estar más tranquilos y declarar en un espacio que les resulte más relajado, confortable y amigable, la Comunidad de Madrid ha estrenado la primera cámara de Gesell para menores.

Esta cámara cuenta con mobiliario infantil, con juegos y juguetes, y con la compañía de un psicólogo infantil. Hay cámaras de vídeo y micrófonos que recogen todo lo que ocurre en la habitación. En la habitación contigua están dispuestos los sistemas de grabación de audio y vídeo, y se encuentran los responsables de justicia, fiscales, abogados y jueces. El psicólogo es el intermediario y se encarga de plantear las preguntas que se deben realizar para esclarecer hechos de un modo comprensible y amigable, por lo que los menores contestan sin presiones.

De este modo, los menores sólo tienen que declarar una vez y no cuatro o cinco veces como se ha estado haciendo hasta el momento en el sistema judicial, se trata de una justicia adaptada a los más pequeños que debería ponerse en marcha en todo el país para evitar que los niños tengan miedo, se sientan coaccionados y sufran ansiedad o estrés.

A partir de ahora, los niños que participen en procesos judiciales en la Comunidad de Madrid, ya no tendrán que estar en un despacho con miembros del poder judicial, en una sala de vistas podrán declarar con todas las garantías procesales y sin sentirse desprotegidos. En la cámara contigua o de observación, el sistema judicial se encargará de obtener las conclusiones para la causa. Como decíamos, si la UE sabe que es traumático para los menores testificar, debería poner en marcha una reglamentación que obligue a que todos los países dispongan de este tipo de cámaras.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...