La AEP aclara un comunicado interno titulado “Alerta sobre casos de shock pediátrico” en relación al COVID-19

La AEP ha emitido una nota con la que intenta aclarar la información presente en un comunicado interno titulado “Alerta sobre casos de shock pediátrico”. Esta alerta se ha generado debido a la información facilitada por otros países que apuntan que los menores pueden sufrir un shock pediátrico, con la probabilidad de que esté causado por el coronavirus.

Alerta sobre casos de shock pediátrico

La Asociación Española de Pediatría envió una alerta a sus asociados ante la aparición en las últimas semanas de casos de menores que sufrían dolor abdominal, diarrea y vómitos que en unas horas podía derivar en un shock con taquicardia e hipotensión. Este cuadro se ha observado en algunos menores diagnosticados con COVID-19, pero también en niños y niñas que inicialmente habían dado negativo en el test PCR, pero posteriormente se detectó una serología (presencia de anticuerpos en la sangre) positiva por coronavirus.

Los casos se han detectado en países como el Reino Unido, Italia, Francia y Bélgica, por lo que en el comunicado se recomienda a los pediatras que, ante la aparición de los síntomas descritos, se realice un seguimiento exhaustivo, monitorizando la frecuencia cardíaca y la tensión arterial y, dependiendo de los resultados, derivar el caso al servicio de urgencia hospitalaria. Lógicamente el comunicado ha alertado a algunos padres, por lo que la AEP ha decidido aclarar el comunicado interno titulado “Alerta sobre casos de shock pediátrico”.

La AEP hace un llamamiento a la calma, asegurando que el cuadro clínico conocido como shock pediátrico es poco frecuente, de hecho, se han descrito muy pocos casos en nuestro país. La asociación apunta que el modelo pediátrico español es eficaz y los pediatras actúan con rapidez ante los primeros síntomas. Aprovecha para recordar que el COVID-19 tiene poca incidencia en la población infantil y, además, es de carácter leve.

Explica que los casos de shock pediátrico en niños y niñas que coinciden temporalmente con la epidemia de coronavirus, son poco frecuentes y que en realidad se desconocen las causas concretas que lo provocan, aunque es posible que se desencadene por infecciones bacterianas, teniendo tratamientos establecidos independientemente del tipo de agente infeccioso que cause dichas infecciones.

La Asociación Española de Pediatría explica que este tipo de comunicaciones profesionales, dirigidas exclusivamente a los sanitarios, son un procedimiento habitual a la hora de tratar las enfermedades infecciosas, se informa a todos los pediatras con el fin de que puedan realizar correctamente un diagnóstico ante la sospecha de patologías en las que se debe realizar una intervención inmediata. La AEP indica en su nota aclaratoria que se ha procedido a recopilar la información existente en relación al cuadro clínico pediátrico que los países antes mencionados han descrito.

En definitiva, se intenta calmar a las familias, pero sin apenas información es una tarea difícil, según lo indicado en los países mencionados, este cuadro podría guardar relación con el COVID-19, pero tampoco existen estudios que demuestren causalidad, por lo que habrá que esperar a la recopilación de información, así como los resultados de los estudios que se estén llevando a cabo en la actualidad.

Podéis conocer todos los detalles de la nota aclaratoria a través de la página oficial de la AEP.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...