Johnson & Johnson retuvo información sobre las trazas de amianto en el polvo de talco

Según un informe que ha dado a conocer Reuters, Johnson & Johnson retuvo información sobre las trazas de amianto en el polvo de talco, recordemos que el amianto es un compuesto mineral que puede causar cáncer y que ha sido prohibido en los países desarrollados. Hay que decir que un tribunal estadounidense ha condenado a la compañía a pagar 4.000 millones de euros a 22 mujeres que aseguran haber enfermado con cáncer por culpa de los polvos de talco de la compañía

Asbesto o amianto en el polvo de talco

Como ya hemos explicado anteriormente, el asbesto o amianto es un compuesto mineral prohibido en los países desarrollados, debido a que se asocia a un elevado riesgo de sufrir cáncer. Pues bien, hoy conocemos un informe publicado en Reuters en el que se sugiere que Johnson & Johnson retuvo información sobre las trazas de amianto en el polvo de talco para bebés durante décadas.

Reuters analizó notas, documentos confidenciales y otros documentos internos de la compañía, descubriendo que desde el año 1971 y hasta principios de la década del año 2000, la compañía era consciente de que parte de su talco en crudo y productos terminados con talco contenían trazas de amianto, aunque esta información nunca se dio a conocer. En dicho informe se apunta que en los análisis que se realizaban en ocasiones daban positivo para la presencia de amianto, por lo que los directivos de la compañía, científicos, médicos, abogados etc., se preocuparon por el problema y cómo resolverlo, pero no informaron de nada y tampoco retiraron el producto.

Johnson & Johnson respondió que la información está distorsionada y se ha pretendido crear confusión en los tribunales y medios de comunicación, ya que se obvia el hecho de que miles de pruebas independientes han demostrado que el talco que produce no contiene amianto y no provoca cáncer. Todo esto viene a raíz de una denuncia realizada por 22 mujeres en Estados Unidos que aseguran haber enfermado de cáncer por culpa de los polvos de talco de esta compañía.

El caso es que el jurado del tribunal de San Luis (Estados Unidos) ha emitido un veredicto contra la compañía, que deberá pagar unos 4.000 millones de euros a las 22 mujeres, por daños punitivos al no haber avisado de que sus productos con base de polvo de talco podían incrementar el riesgo de contraer cáncer ovárico. Claro que, no se trata de una sentencia en firme, todavía queda el tribunal de apelaciones que podría anularla.

Johnson & Johnson cree en la seguridad del talco cosmético y por ello piensa seguir comercializando el polvo de talco para bebés, ya que además de las pruebas científicas comentadas que han demostrado que su producto no contiene amianto, la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos) no consideró en su momento la necesidad de incluir advertencias de seguridad en los productos cosméticos de talco. Como explican aquí, esta no es la primera vez que la compañía ha sido denunciada por sus polvos de talco, de hecho, en la actualidad tiene abiertos más de 9.000 juicios por este tema.

A través de este artículo de Reuters podréis conocer con detalle la historia del denominado talco venenoso, comprobareis que se habla de que las primeras menciones a la presencia de amianto en el talco se remontan a la década de los años 50. La compañía en algunos casos ha logrado ganar los pleitos y esquivar las indemnizaciones, pero en otros casos ha tenido que pagar, demasiado suena el río para que todo sea mentira.

Como hemos comentado en algunas ocasiones, el beneficio económico es más importante para algunas empresas que la salud de la población, este podría ser uno de esos ejemplos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...