Investigan nuevo tratamiento para niños que hayan sufrido un traumatismo craneoencefálico

Con el objetivo de desarrollar un nuevo tratamiento, el Hospital Sant Joan de Déu y el centro universitario La Salle está trabajando en un estudio que para comenzar busca a niños que hayan sufrido un traumatismo craneoencefálico.

La intención es la de probar en estos niños afectados un nuevo tratamiento que al parecer es capaz de prevenir posibles problemas neurológicos en menores que han sufrido este tipo de accidentes graves en el área de la cabeza, que en muchos casos pueden representar consecuencias graves.

Los traumatismos craneoencefálicos, lamentablemente son mucho más frecuentes de lo que deberían, el centro sanitario español indica por ejemplo que en el territorio son 80.000 los individuos que los sufren cada año, entre adultos y niños, pero cabe destacar que si bien los niños tienen un pronóstico vital más favorable que los adultos, son también mucho más propensos al riesgo de padecer problemas neurológicos o disfunciones cerebrales debido a que el traumatismo se produce justamente en pleno desarrollo del cerebro del niño.

Los expertos han indicado que con frecuencia los niños que tienen este tipo de accidentes se recuperan rápido y bien del traumatismo, recibiendo el alta hospitalaria porque aparentemente no presentan secuelas del golpe, pero que de todas formas hay que estar atentos ya que los problemas cognitivos se pueden manifestar años después del accidente, algo que se puede comprobar con problemas relacionales en el niño o fracaso escolar, además de posibles depresiones y trastornos de ansiedad, problemas que al presentarse rara vez son relacionados con el traumatismo por parte de las familias, y para ese entonces el niño ya se encuentra fuera del circuito sanitario que podría respaldarlo.

Con el estudio que en la actualidad se está cursando, los especialistas buscan comparar dos tratamientos para comparar sus niveles de eficacia. Uno de ellos consiste en que el niño afectado siga con un programa de rehabilitación con la ayuda de un robot especializado, mientras que el otro tratamiento está dirigido a los padres de los niños afectados y se basa en un programa de formación y asesoramiento familiar.

El centro ha emitido un pedido de búsqueda para realizar el estudio, para eso necesita de un total de 90 niños y adolescentes con edades entre los 6 y los 18 años que hayan sufrido de un accidente con traumatismo craneoencefálico, ya sea moderado o grave, hace por lo menos seis meses, todos los que reúnan estas condiciones pueden participar a favor de la medicina.

Vía | ABC
Foto |  Libertinus de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...