Informe de los riesgos de los golpes de calor que sufren los menores dentro del coche

Como cada año, con la llegada del verano los expertos nos advierten sobre los riesgos que corren los menores al sufrir un golpe de calor en el interior del coche. De este tema nos habla el informe elaborado por la Fundación MAPFRE y la Asociación Española de Pediatría.

Hipertermia

Ya lo hemos comentado en otras ocasiones, no se puede dejar a los niños solos en el coche en ninguna época del año y mucho menos en verano, ya que el riesgo sufrir un golpe de calor se incrementa de forma significativa. En consecuencia puede sufrir una hipertermia (aumento de la temperatura por encima del valor hipotálamico normal) que puede llegar a provocar la muerte del menor.

Ayer la Fundación MAPFRE y la Asociación Española de la Pediatría dieron a conocer un informe de los riesgos de los golpes de calor que sufren los menores dentro del coche, destacando que con una temperatura exterior de 25º C, bastan 10 minutos para que un niño que está dentro de un coche esperando a sus padres, sufra un golpe de calor. Los expertos explican que con una temperatura exterior de 20º C, en el interior de un coche se pueden alcanzar los 40º C, si la temperatura exterior es de 25º C, se puede llegar en el interior del coche a los 50 o 65º C.

Para prevenir situaciones de riesgo, es muy importante no dejar a los niños solos en el coche, ni siquiera por un minuto. Tampoco se ha de pensar que abriendo la ventanilla de forma parcial o total, el menor no correrá ningún riesgo, los expertos indican que el riesgo seguirá existiendo, ya que el aire no consigue reducir el aumento de temperatura que se experimenta en el interior del vehículo. Además, determinados revestimientos o piezas del interior del coche pueden llegar a alcanzar temperaturas que superan los 80º C, con el consiguiente riesgo de provocar quemaduras por contacto.

Un golpe de calor se manifiesta con mareos, dolor de cabeza, vómitos, taquicardia, una temperatura corporal elevada que supera los 40º C, un tono de piel de color rojo, agotamiento, etc., como consecuencia inicial se puede producir un desmayo. Los expertos explican que los padres tienden a pensar que este tipo de desgracias les suceden a otros padres, pero la realidad es que los niños se quedan solos con más frecuencia de lo que podemos imaginar.

En alguna ocasión hemos podido conocer a través de los medios de comunicación que un menor ha muerto por un golpe de calor en el interior del coche debido a que los padres habían olvidado que el pequeño estaba en la parte posterior del vehículo, incomprensible, sí, pero ha ocurrido. Una solución para evitar esto, es dejar en el asiento trasero algo que se necesite llevar, como por ejemplo las llaves, el teléfono móvil o el bolso, de este modo se evitarán este tipo de descuidos. Otra opción sería utilizar dispositivos como Gabriel, un sistema formado por una alfombrilla de presión que se coloca debajo de la silla de retención infantil y un pequeño aparato similar a un llavero que se coloca junto a las llaves del coche.

Según la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), los golpes de calor acaban todos los años con la vida de muchas personas, siendo los colectivos de mayor riesgo los niños y las personas mayores. En el caso de detectar a un niño o una persona mayor en el interior de un coche con signos de estar sufriendo un golpe de calor, es necesario llamar a los servicios de emergencia, e intentar abrir el vehículo de forma segura, como por ejemplo, romper la ventanilla que esté más alejada del lugar donde está el niño.

Si está consciente, es necesario tumbarlo boca arriba en un lugar fresco y levantarle los pies, abanicándole para facilitar la transpiración, ofrecerle agua, aflojarle la ropa y colocarle paños de agua fría, una vez que se recupere, es obligatorio llevarle al centro de urgencias más cercano para que los médicos certifiquen su estado y si es necesario seguir algún tratamiento especial. La mejor solución es no dejar nunca a los niños en el coche, de este modo no habrá que lamentar ninguna desgracia.

Podéis conocer más detalles del informe a través de este artículo publicado en la página web de la Fundación MAPFRE.

Foto | Leonid Mamchenkov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...