Identificado el primer caso de glaucoma asociado al virus zika en un bebé

Un grupo de investigadores estadounidenses ha logrado identificar la relación entre el glaucoma en un bebé de tres meses y el virus zika. Esta es otra nueva enfermedad que se suma a la lista de enfermedades y malformaciones que se producen en los fetos en desarrollo a consecuencia del virus.

Enfermedades causadas por el zika

Como ya hemos comentado anteriormente, cada cierto tiempo se descubren nuevas enfermedades y malformaciones asociadas al virus zika, en esta ocasión, expertos la Universidad de Yale (Estados Unidos) han identificado el primer caso de glaucoma asociado al virus zika en un bebé. Según los resultados obtenidos, el virus ha afectado a la parte frontal del ojo durante el desarrollo del bebé en el vientre materno y ha causado la aparición del glaucoma tras el nacimiento.

El glaucoma es una enfermedad de los ojos que provoca un aumento de la presión intraocular (presión que ejercen los líquidos intraoculares contra la pared del ojo) debido a que no se produce el drenaje del humor acuoso, el líquido que está en la cámara del ojo, responsable de oxigenar y nutrir las estructuras del globo ocular. Esta enfermedad provoca defectos progresivos en el campo visual y provoca la pérdida de la visión.

Los expertos comentan que hasta la fecha no se había encontrado una relación entre el glaucoma y el virus zika, aunque sí se habían detectado otros problemas en los ojos de algunos bebés que fueron gestados en madres que habían sufrido la infección del virus. Los expertos estadounidenses trabajaron con los investigadores brasileños desde el momento en el que se inició la epidemia de zika a fin de poder conocer y comprender mejor los diferentes defectos y enfermedades que podía provocar.

Durante las investigaciones detectaron a un bebé de tres meses de edad que fue expuesto al virus cuando estaba en el útero materno, parece ser que el glaucoma no se detectó en el momento del nacimiento, pero más tarde empezó a sufrir problemas como el lagrimeo o hinchazón del ojo, y fue cuando diagnosticaron el glaucoma. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, algunas enfermedades asociadas al virus no se detectan hasta tiempo después del nacimiento, por lo que un recién nacido que aparentemente esté en perfecto estado de salud, puede no estarlo.

Por tanto, a la amplia lista de defectos y enfermedades que se asocian al zika, ahora se suma otro problema de salud que puede afectar a los futuros bebés. Los investigadores consideran que los bebés de madres que han sufrido la infección deben ser evaluados periódicamente durante un periodo de tiempo relativamente largo para certificar que no tienen ningún problema de salud.

Resulta curioso que, a pesar de que todavía no han concluido las investigaciones sobre el zika y que se siguen encontrando nuevas consecuencias de la infección, la OMS (Organización Mundial de la Salud) haya concluido que el virus zika ya no es considerado una emergencia internacional de salud pública, clasificándolo como otros tipos de enfermedades que también son transmitidas por los mosquitos en general.

Podéis conocer más detalles sobre la investigación a través de este artículo publicado en la Universidad de Yale y en este otro publicado en la revista científica Ophthalmology.

Foto | Tanay Mondal

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...