Huelga de deberes escolares el próximo mes de noviembre

La CEAPA ha puesto en marcha la campaña “En la escuela falta una asignatura: mi tiempo libre”, para intentar acabar con la práctica de los deberes cómo método de educación en los colegios. Una de las acciones propuestas es una huelga de deberes escolares el próximo mes de noviembre, en la que los padres se negarán a que sus hijos realicen tareas escolares los fines de semana.

Deberes escolares

La CEAPA (Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos) ha propuesto a todos los padres secundar una huelga de deberes escolares el próximo mes de noviembre, la razón de la propuesta es el descontento de muchos padres por el exceso de deberes que sus hijos tienen que hacer en casa. Esta particular huelga invita a que los padres se nieguen a que sus hijos hagan deberes los fines de semana, acción que forma parte de la campaña “En la escuela falta una asignatura: mi tiempo libre”.

La CEAPA, así como padres, expertos y otras organizaciones, consideran que los deberes son un método de aprendizaje erróneo, no fomentan el desarrollo integral de los niños y son la herencia de un método pedagógico basado en la repetición y la memorización que está obsoleto. Los niños pueden aprenderse de memoria un texto, o realizar mecánicamente una operación aritmética, pero este aprendizaje no tiene valor, ya que no comprenden lo que aprenden. La memorización puede servir para aprobar el examen, pero no servirá en la formación y adquisición de conocimiento.

El modelo educativo es ineficiente y la CEAPA considera que con el exceso de tareas escolares sin supervisión docente directa, se pretende encubrir su ineficiencia, dejando en manos de los niños y sus familias toda responsabilidad. Los deberes escolares sobrecargan a los niños hasta el punto de que se llega a niveles inaceptables, seguramente habréis visto en los medios de comunicación como algunas madres se quejaban de que sus hijos empezaban con los deberes nada más salir del colegio y llegaba la hora de la cena sin que hubieran acabado.

En ocasiones se llegan a superar las 60 horas semanales de estudio, por lo que los niños ni descansan, ni tienen tiempo libre, y pueden terminar desmotivándose para implicarse en el estudio de algo que les ilusione. En varias ocasiones hemos hablado en Pequelia sobre los deberes escolares, es un tema que desde hace años se ha estado tratando y que ahora adquiere mayor relevancia dada la cantidad de padres que están concienciados con el problema.

Los deberes en la medida en que son aplicados alteran a la familia, ya que el tiempo familiar está supeditado a la realización de las tareas escolares, lo que degrada la comunicación de padres e hijos. Genera tensiones e influye de forma negativa en el tiempo libre y de ocio familiar. De hecho, incluso el Tribunal Constitucional se pronunció sobre el tema poniendo límites a la presión ejercida por los deberes, determinando que “el tiempo situado fuera del horario escolar pertenece a los padres y es indisponible para la escuela”.

Según comenta la CEAPA, los recursos económicos, la cantidad de tiempo y la cualificación del conocimiento académico de los padres, influye directamente en la realización de las tareas escolares. Esto provoca la creación de un “currículum oculto” para los niños que no guarda relación alguna con el interés o la capacidad que tienen, lo que deriva en desigualdad. Los padres que no tienen formación, dinero o tiempo para ayudar a sus hijos, se ven obligados a elegir dejar que los niños se enfrenten solos a la barrera educativa, o pagar clases particulares de repaso para que los niños puedan hacer los deberes y no sufran las sanciones y penalizaciones que conlleva el hecho de no hacerlos correctamente.

Hay que recordar que el artículo 31 de los Derechos del Niño establece: “los Estados Partes reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad (…) en condiciones de igualdad”. Esto se incumple vulnerando los derechos de los niños con el actual sistema educativo.

Por todo esto, la CEAPA ha decidido pasar a la acción y ha puesto en marcha esta campaña que se inició ayer y se mantendrá activa durante los próximos meses. Esta acción se basa en tres objetivos:

Sensibilizar sobre que una educación integral y moderna para el siglo XXI no puede basarse en modelos educativos del siglo pasado.

Alertar sobre el impacto negativo que los deberes tienen en la vida diaria, en la salud y en los derechos de nuestros niños y niñas.

Movilizar en favor de una educación integral, moderna, comprometida, basada y centrada en los alumnos y alumnas, en su formación integral y en la defensa de sus derechos, limitando las tareas escolares al ámbito y horario escolar.

Si estáis de acuerdo y consideráis que se debe hacer algo al respecto, os recomendamos acceder a la página web de la campaña y firmar la petición para acabar con la práctica de los deberes como método educativo. A través de la página web de la confederación podréis conocer más detalles sobre la iniciativa, así como las nuevas noticias sobre el tema.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...