¿Heroína para niños en forma de jarabe?

Medicamentos infantiles

Seguramente a más de un lector le sorprenderán las imágenes que se muestran en este post, la compañía farmacéutica Bayer comercializaba a principios del siglo pasado heroína para niños en forma de jarabe. Se ofrecía como un remedio eficaz para tratar la tos infantil, los catarros o la bronquitis, en general para diversas afecciones respiratorias.

Las ilustraciones que anuncian el jarabe Bayer de Heroína son españolas y aparecieron en la prensa en el año 1912, fueron rescatadas por el grupo anti Bayer CBG (Coordinadora contra los peligros de Bayer), grupo que desde 1983 vigila a esta compañía velando por los derechos humanos y medio ambientales. Pero entremos en materia para conocer más detalles sobre esta peculiar campaña de hace más de 100 años.

El jarabe de heroína para niños se lanzó al mercado en 1898 junto con la aspirina, resulta curioso saber que tras el lanzamiento del jarabe, transcurrió poco tiempo hasta que los especialistas médicos constataron el potencial adictivo del nuevo jarabe, se inició un debate y suponemos que la compañía no dio su brazo a torcer dado que desde que se lanzó al mercado hasta que se retiró en 1913 pasaron bastantes años. Bayer realizó una gran campaña publicitaria lanzando el nuevo jarabe en el año 1.900, anunció la solución como un remedio eficaz e infalible para tratar todo tipo de enfermedades, incluso se enviaron miles de muestras gratuitas a los especialistas médicos para que lo recomendaran.

Cuando empezaron las primeras voces críticas sobre los efectos del producto, según cuentan en CBG, el director ejecutivo de esta compañía intentó silenciar estas voces, es curioso, pero esta situación se podría trasladar a otros productos de actualidad. Parece ser que la compañía era consciente de que no se realizaron los estudios correspondientes que acreditaran que el nuevo jarabe no era peligroso, algo que muestra que lo único que interesaba era el beneficio económico.

La heroína se utilizó como remedio y los niños de esa época la tomaron, a saber cuántos niños acabaron siendo adictos a la heroína. Es, sin duda, una noticia curiosa que hemos conocido a través de Marketing Directo y de la que pocos tendríamos conocimiento de no ser por el trabajo de CBG, las imágenes hablan por sí solas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...