Hay que permitir que los niños ganen peso extra hasta los 2 años

Un nuevo estudio ha revelado que los niños que nacen con buen peso y mantienen un buen incremento durante los primeros dos años de vida son más sanos y tienen un mejor desarrollo, pero que luego de esa edad el peso debe ser regulado.

La malnutrición de la infancia es uno de los problemas que encaran los gobiernos de todo el mundo, tanto en lo que tiene que ver con que engorden lo suficiente a lo largo de su desarrollo, como que no tengan demasiado peso extra que los acerque al sobrepeso o a la obesidad, que actualmente es uno de los grandes problemas de salud a los que se enfrentan un gran porcentaje de niños a lo largo y ancho del planeta.

Un reciente estudio indica que una de las formas de promover buena salud a lo largo de todo el desarrollo infantil es procurando que los niños nazcan con un buen peso y puedan tener una rápida ganancia de peso durante solamente los primeros dos años de su vida, luego el peso debe ser regulado según talla y edad, ya que de esta forma el pequeño se puede proteger ante la posibilidad de contraer ciertas enfermedades crónicas durante su vida adulta, mejorando su rendimiento mental, sus niveles de escolarización y consiguiendo una mayor altura.

Lo cierto es que hay que tener en cuenta que esta carta blanca para engordar a los niños es solamente válida hasta los dos años de vida, luego de eso puede ser un atentado contra su salud, ya que una ganancia de peso luego de esa edad solamente representa un mayor riesgo de desarrollar obesidad y todo tipo de enfermedades relacionadas a este estado del cuerpo, como las enfermedades cardiovasculares.

El trabajo estuvo a cargo de Linda Adair, de la Gillings School of Global Public Health de la University of North Carolina, y financiado por las asociaciones sin ánimo de lucro Wellcome Trust y la Fundación Bill & Melinda Gates desafía.

“Los programas tradicionales que se centran en incrementar el índice de masa corporal pero tienen poco efecto en la altura podría estar haciendo más daño que bien en términos de la futura salud de los niños”…“En los países desarrollados, la promoción del crecimiento rápido para asegurar la supervivencia no es el principal desafío, ya que la mayoría de los niños alcanzarán su potencial de crecimiento”…“La ganancia excesiva de peso en relación a la altura después de los dos años es un importante factor de riesgo para la obesidad, el aumento de la presión arterial y la prediabetes… en todos los escenarios”.

Durante la investigación se analizaron los datos de un total de 8.362 adultos, pertenecientes a distintos puntos del mundo, como Brasil, Filipinas, Guatemala, India y Suráfrica. A cada individuo se le identificó el peso y la estatura al momento de nacer, a los dos años, a los cuatro y a los ocho, posteriormente se analizó esa información comparándolas con los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares en su vida adulta.

Los resultados indicaron que tener un buen peso al nacer y tener un crecimiento lineal durante los dos primeros años de vida se asocia a un menor riesgo de ser bajo durante la edad adulta, con chances de un mayor rendimiento escolar y cierta protección en lo que respecta a la salud cardiovascular.

Lo cierto es que la línea parece ser muy fina, ya que los niños que ganaron más peso del esperado luego de los dos años de vida tenían un mayor riesgo de ser bajitos, de sufrir problemas de presión elevada, altos niveles de grasa corporal, y chances de desarrollar diabetes.

“Se han de desarrollar nuevas intervenciones que promuevan el crecimiento lineal en lugar de la ganancia de peso per se”.

Vía | Aimdigital
Foto | thegusdad

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...