Facebook quiere combatir la desinformación contra las vacunas

Parece ser que ahora Facebook quiere combatir la desinformación contra las vacunas, aunque no es una iniciativa propia, sino a raíz de una carta recibida por la red social de parte de un miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, que considera que los grupos de Facebook antivacunas pueden haber contribuido a un brote de sarampión en el Estado de Washington.

Antivacunas

En Estados Unidos se cree que los grupos de Facebook antivacunas pueden haber contribuido a un brote de sarampión en el Estado de Washington, estos grupos proporcionan información que desalienta a los padres a vacunar a sus hijos. Remontándonos un poco en el tiempo, parece ser que todo empezó con la sugerencia realizada por Adam Schiff, miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, que consideró la implicación de los antivacunas y decidió escribir esta carta a Facebook y Google pidiéndoles que abordaran el problema.

Ahora Facebook quiere combatir la desinformación contra las vacunas, a raíz de esta petición y de otros artículos publicados en periódicos como The Guardian, en los que se informaba que Facebook estaba aceptando y promocionando anuncios de antivacunas, donde se habla de que las vacunas no previenen enfermedades, matan a los niños y todo eso, obviamente, sin ningún respaldo científico.

Facebook comenta que está estudiando el modo de eliminar la información contra las vacunas, se baraja la posibilidad de reducir o eliminar el contenido, las recomendaciones de unirse a grupos y otras medidas como la degradación en los resultados de búsqueda, y, paralelamente, se promovería la información de mayor calidad sobre las vacunas. Personalmente creemos que son medidas insuficientes, se deberían eliminar completamente los grupos y páginas que promuevan la no vacunación de los niños, ya que se pone en juego sus vidas al seguir sus recomendaciones.

Por otro lado, parece ser que Google también está adoptando medidas similares, se puede citar el cambio en la recomendación de vídeos en YouTube, los vídeos que informan de forma perjudicial a los usuarios serán descartados. Merece la pena recordar a Facebook y Google que la OMS (Organización Mundial de la Salud) apuntó que los antivacunas son una de las principales amenazas para la salud mundial de este año, por lo que quizá se debería cortar por lo sano y aplicar la censura, hay que tener en cuenta que está en juego la vida de muchas personas y especialmente de niños.

Según leemos aquí, Adam Schiff comenta que muchos estadounidenses obtienen información médica inexacta sobre las vacunas de sitios antivacunas, los algoritmos no discriminan entre la información de calidad de información errónea o engañosa, lo que contribuye a este problema de salud pública. Por ejemplo, si se busca vacunas en YouTube (en inglés) aparecen en primeros resultados vídeos contra las vacunas como este. Si la búsqueda se realiza en español ocurre lo mismo, es algo lamentable que se ha de solucionar cuanto antes.

Esperemos que empiece a aplicarse una dura política contra las páginas antivacunas que aparecen en las búsquedas, en plataformas y redes sociales, no se puede permitir que sigan vertiendo desinformación y confundiendo a la población. Seguramente en las próximas semanas tendremos más noticias sobre las medidas que se adoptarán, será un gran paso en la lucha contra uno de los graves problemas de salud de este año.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...