Evita la obesidad infantil en tus hijos

En la actualidad tus hijos pueden evitar se obesos si tu los ayudas

Aprende como puedes hacer para que tu hijo no sea obeso

La salud de nuestros hijos siempre será lo más importante por eso desde casa debemos fomentar unos buenos hábitos. Unas de las problemáticas que afecta a los niños hoy en día es la obesidad infantil la cual no solo ocurre en países de medianos o bajos recursos, sino que también sucede en los países desarrollados.

Este es un tema serio ya que según la Organización Mundial de la Salud dice que el 60% de los niños que sufren obesidad infantil cuando crezcan van a tener problemas con su peso y no solo en esta área también se reflejan problemas cardiovasculares, desórdenes mentales o la diabetes tipo 2.

Estos factores nos invitan a concientizar sobre la correcta alimentación de un niño y como esta influye en su salud para poder evitar a toda costa la obesidad infantil.

Causas de la obesidad infantil

Las principales causas de esta situación son la mala alimentación y el sedentarismo. Cuando estos dos factores se juntan lo único que logra es dañar la salud.

Cuando somos niños nuestro cuerpo se está desarrollando y para eso necesitamos una buena alimentación que nos brinde todas las vitaminas necesarias de igual forma es necesaria la actividad física. Al no tener ninguna de estas dos el desarrollo no es óptimo y se ve afectada la salud del niño.

El abuso de la TV, los videojuegos y las golosinas son los que hacen que la obesidad infantil sea tan común.

¿Cómo evitar la obesidad infantil?

Lo primero que tenemos que hacer para que nuestro pequeño lleve una vida saludable es educarnos a nosotros para ser ejemplo a nuestros hijos, porque si nos alimentamos sanamente ellos también querrán hacerlo.

Debemos aprender a comer alimentos que nutran nuestro organismo, la dieta tiene que ser balanceada y variada, por eso es importante que los niños e acostumbren a comer verduras, frutas y proteínas desde pequeñitos. Sera difícil pero no imposible.

Evita los alimentos muy procesados como los refrescos azucarados, frituras o golosinas. Calma la ansiedad con postres sanos que tengan frutas, nueces o yogurt. De igual forma no elimines por completo los dulces, solo recuerda que no deben ser en abundancia. También incorpora a su dieta jugos naturales y mucha agua.

De la misma forma inculca a tus hijos la actividad física, que no se expongan tanto a las pantallas. Crea juegos divertidos, procura que haya paseos al parque o en lugares al aire libre donde pueda relacionarse con otros niños.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...