Estudios indican que niños y niñas deberían estudiar por separado

La educación diferenciada resulta en algo retrogrado y discriminatorio para muchos, pero para otros en cambio es la base de un mejor desarrollo para cada género, ya que muchos concuerdan en que niños y niñas deben ser separados para que cada uno desarrolle mejor su potencial, ya que ellos aprenden diferente.

Son muchos los estudios que parecen indicar que los niños y las niñas son diferentes inclusive en su forma de aprender y por eso diversos especialistas sostienen que haciendo caso a estas diferencias naturales optar por una educación en la que niños y niñas estudien por separado es la mejor de las opciones.

En algunos países esta es una alternativa que ya ha comenzado a ponerse en práctica en la educación primaria y la secundaria, los niños van a colegios en los que se separan en aulas para que cada género aprenda a su propio ritmo y explotando mejor sus habilidades personales. Al respecto, la doctora María de los Ángeles Mazzanti, presidenta en Colombia de la Asociación Latinoamericana de Centros de Educación Diferenciada indica que hacia los 3 y los 4 años de edad ya es evidente que los niños y las niñas se diferencian en cuestiones corporales como psíquicas, por lo que hay que enseñarles diferente para sacarles el máximo potencial.

Entre las diferencias más notorias destaca el hecho de que las niñas cuentan con una mayor habilidad en lo que respecta al lenguaje lingüístico, eso causa que hablen más temprano y tengan un vocabulario mucho mayor, que sean más fluidas en las clases mientras que los niños son más lentos en ese aprendizaje y por lo general menos participativos.

“Los estudios de neurociencia muestran que el cerebro femenino tiene más interconexiones neuronales; por eso, la facilidad de comunicación, mientras que ellos presentan más facilidad en las relaciones espaciales y en los números. No significa que ambos no puedan tener buenas notas en todas las materias, pero es una facilidad por género”…“Los niños en preescolar necesitan más deporte, porque son muy activos, mientras que las niñas juegan una hora y se calman”.

Durante las clases los profesores concuerdan en que las niñas parecen prestar mayor atención y hacen contacto visual todo el tiempo, mientras que los niños por el contrario prestan mayor atención en las actividades que implican movimiento, que son las que más disfrutan en cualquier caso. Si bien las escuelas que cuentan con estos programas son mixtas los niños son separados de las niñas para ciertas actividades por jornada.

“Se trata, por ejemplo, de enseñarles a los niños cantidades de una manera y a las niñas de otra. La profesora tiene que estudiar y formarse para que en un mismo salón de clase les pueda llegar con las actividades que son a cada grupo. Es un gran reto enganchar al estudiante”.

Vía | ABC del bebé
Foto |  simminch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...