Estudio sugiere que los niños de padres divorciados viven menos

Es sabido que en la mayoría de los casos de divorcio, si no se maneja bien la situación con los niños, éstos pueden sufrir de todo tipo de repercusiones a nivel emotivo e inclusive físico por no saber sobrellevar el proceso, pero lo cierto es que el problema puede ser inclusive peor que eso, ya que un informe sobre el bienestar de los niños, en este caso, australianos, indica que tienen menor expectativa de vida.

La investigación que indica que aunque los niños actuales en este territorio parecen ser sanos y robustos, son sumamente propensos a ponerse en situación de riesgo y a vivir menos, ha estado a cargo del profesor de derecho en la Universidad de Sydney, Patrick Parkinson, para el Australian Christian Lobby, y refiere directamente a un dramático aumento en el aumento de maltrato y abandono infantil en diferentes grados, además de un incremento en el número de niños puestos bajo la tutela del estado en los últimos 15 años.

El último tiempo en la historia ha demostrado además un aumento concreto en los trastornos de conducta de los niños, cada vez son más los pequeños que necesitan ser sometidos a tratamientos con medicación antidepresiva para tratar su angustia y ansiedad, ya que son sumamente propensos a tomar conductas autodestructivas como las lesiones autoinfringidas, además del abuso del alcohol desde edades tempranas, de las drogas, el inicio de una actividad sexual precoz, delincuencia juvenil, comportamiento de riesgo y embarazo adolescente, entre otros factores peligrosos.

Los expertos indican que una de las principales causas influyentes en este aspecto son las inestabilidades familiares y las rupturas matrimoniales, ya que los resultados indican que aquellos niños criados en una familia distinta a la de los padres biológicos antes de los 16 años tienden a desarrollar problemas de conducta con toda una serie de resultados negativos relacionados a su crecimiento y desarrollo personal.

Otros estudios previos refieren a que esta nueva tendencia negativa en niños y adolescentes tiene una relación directa con el gran aumento en divorcios entre los matrimonios de los últimos 20 años, algo que tiene un impacto directo sobre el bienestar de los niños, tanto a nivel personal como en lo referente a la relación entre padres e hijos, ya que en muchas ocasiones los adultos no saben manejar con criterio este tipo de trastorno familiar que rompe con la estructura principal en la vida de los pequeños.

Vía | Nueva Alcarria
Foto |  Sherif Salama de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...