Estudio revela que los niños obesos rinden mal en matemática

Sumados a los numerosos problemas de salud que tienen los niños con obesidad, un nuevo estudio indica que presentan problemas para aprender matemáticas.

Un nuevo estudio revela otro de los problemas a los cuales se enfrentan los niños que padecen de sobrepeso y obesidad, ya que no solamente ven afectada su salud en una amplia gama de aspectos, como también su autoestima y la capacidad de socializar con el resto de los niños, ya que además se ha descubierto que tienen problemas en ciertos procesos del aprendizaje y que sobre todo tienen especiales dificultades con las matemáticas.

La información ha salido a la luz por el trabajo de un equipo de investigadores de la Universidad de Missouri, quienes han desarrollado un informe que indica que el peso de los niños se relaciona de manera directa con el desempeño que consiguen en la evaluación de sus capacidades en matemáticas. Los principales afectados son aquellos que son obesos desde pequeños, desde la edad de los 3 o 4 años hasta el quinto año de primaria aproximadamente, son los que peores resultados obtienen en matemáticas y cálculo, comparados a los niños que crecen con un peso normal.

La investigación se realizó en Estados Unidos, contando con la participación de un total de 6.250 niños en edad escolar, fue entonces que se pudo comprobar que los niños con obesidad además de tener todo tipo de problemas de salud tenían problemas escolares en cuanto al rendimiento académico, por otro lado han sido los niños con mayores niveles de tristeza y ansiedad en su conducta ya que se les suman escasas o nulas habilidades sociales para hacer amigos.

La autora principal del estudio ha sido Sara Gable, quien indica:

“Esos niños no necesariamente son menos inteligentes, pero rinden menos. Sabemos en general que a los niños que tienen malas relaciones paritarias no les va igual de bien en la escuela”…”los padres deben proteger a los niños de la obesidad todo el tiempo que puedan. Establecer un estilo de vida sano que evite que suceda. Una vez alguien es obeso, cambiar es realmente difícil”.

Los niños que tiene sobrepeso u obesidad en la mayoría de los casos son víctimas del acoso escolar, por lo que tienden a hacerse cada vez más introvertidos, y no tienen la oportunidad de desarrollar buenas habilidades interpersonales, y en general se trata de problemas acumulativos ya que se originan un año tras otro, por lo cual es fundamental que cuenten con la ayuda de sus padres y el respaldo de toda su familia para revertir esa situación, deben llevar una vida sana además de una dieta equilibrada. En todos los casos es también fundamental que se trabaje en el autoestima del niño, indicarle que su peso no lo define y que siempre tiene tiempo para ponerse en forma.

Vía | RPP
Foto |  artist in doing nothing de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...