Estudio indica que las posesiones materiales no hacen más felices a los niños

En los últimos años se ha hecho cada vez más frecuente que los niños desde recién nacidos tengan gran cantidad de juguetes, pertenencias y objetos de uso personal, algo que en ocasiones trata de cubrir el hecho de que muchos padres se ven realmente atareados con el trabajo y sus obligaciones para pasar tiempo de calidad con sus hijos, y es por eso que tratan de complacerlos comprando todo lo que a ellos pueda interesarse, pero lo cierto es que las posesiones materiales no hacen felices a los niños.

Un estudio realizado en Estados Unidos, denominado “Más baja satisfacción de vida relacionada con el materialismo en niños frecuentemente expuestos a la publicidad”, es una investigación que se encuentra en proceso en la actualidad, y ha revelado que los niños materialistas son menos felices, pero que aquellos otros niños que pasan mayor cantidad de tiempo expuestos a las publicidades diarias entienden que acceder a las posesiones materiales es una forma de hacer frente a una disminución en su nivel de satisfacción en la vida.

Los expertos han indicado entonces que las pertenencias y valores materiales no generan en la vida de los niños un sentimiento de satisfacción, aunque aun no se conocen las causas de esto. Durante la investigación se ha contado con la participación de unos 466 niños que tenían edades entre los 8 y los 11 años, siendo en un 55% del sexo femenino. Cada uno de ellos recibió una encuesta por año en la que se les fue consultando sobre las posesiones materiales que tenían o querían, además sobre la satisfacción en la vida y sobre la publicidad a la que se exponían.

“Los resultados no mostraron efecto del materialismo en la satisfacción de vida de los menores, pero la satisfacción de vida tuvo un efecto negativo sobre el materialismo, el cual se registró en los niños que fueron expuestos con frecuencia a la publicidad”.

Para sacar conclusiones los investigadores tomaron en cuenta un modelo de ecuacionbes estructurales que estudiaban la relación entre ambas variables y si cada una dependía de la exposición de los niños a las publicidades, para luego concluir en que entre los niños la satisfacción personal conduce a una disminución del mal materialismo, en todos los casos, y nunca al revés, pero teniendo en cuenta que se trata de una constante válida solamente para los niños que son expuestos a publicidades televisivas de manera frecuente.

Vía | Informador
Foto |  anthrovik de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...