España es el cuarto país que mejor protege los derechos del niño

Se ha presentado el informe del Índice KidsRights, un índice que tiene el cometido de clasificar a los países pertenecientes a la ONU en base al cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño. En el índice de este año España es el cuarto país que mejor protege los derechos del niño, por detrás de Noruega, Portugal e Islandia.

Índice KidsRights

Hoy conocemos los resultados del Índice KidsRights, un índice mundial que se elabora anualmente clasificando a los países según su legislación y procedimientos para mejorar y garantizar los derechos de los niños. Este índice es una iniciativa llevada a cabo por la Fundación KidsRights y la Universidad Erasmus de Rotterdam: Escuela Erasmo de Economía y el Instituto Internacional de Estudios Sociales. Su cometido es clasificar a los 163 países miembros de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) que han ratificado la Convención sobre los Derechos del Niño.

Otro cometido que tiene el Índice KidsRights, es el de estimular la opinión pública y crear debate en relación al cumplimiento de los derechos de los niños, además es una herramienta interesante para que los Gobiernos y otros organismos tomen medidas para mejorar el cumplimiento de los derechos de los niños. Según los responsables de este índice, a día de hoy existen diferencias significativas en las políticas que se aplican para el cumplimiento de los derechos de la infancia, con la información proporcionada, se muestra a todo el mundo qué países son los mejores a la hora de aplicar la Convención de los Derechos del Niño. Pues bien, según este informe, España es el cuarto país que mejor protege los derechos del niño, esa es la clasificación general en el ranking.

Este índice se divide en cinco categorías, España aparece en sexto lugar en la categoría derecho a la vida, en séptimo y octavo puesto en derecho a la salud, en octavo puesto en derecho a la educación, en decimoctavo puesto en derecho a la protección y entre el décimo y decimonoveno puesto en entorno favorable para los Derechos del Niño. Para calcular los resultados en cada categoría se toman diferentes referencias, en el derecho a la vida se analiza la tasa de mortalidad en menores de cinco años, la esperanza de vida al nacer y la tasa de mortalidad materna. En el derecho a la salud se toma como referencia el porcentaje de menores de cinco años de edad que sufren bajo peso, la inmunización de los niños al cumplir un año de edad, el porcentaje de la población que usa instalaciones de saneamiento mejoradas, y el porcentaje que utiliza fuentes de agua potable mejoradas.

En el derecho a la educación se toman como referencia indicadores sobre la asistencia a la escuela primaria y secundaria, el índice de escolarización en ambas etapas segmentado por género, la tasa de supervivencia hasta el último curso de primaria y la tasa de asistencia escolar en primaria. En derecho a la protección se toman como indicadores la tasa de natalidad entre adolescentes, el trabajo infantil y el registro de nacimientos del país. Finalmente, en entorno favorable para los derechos de los niños se toman como referencia los indicadores de no discriminación, el interés superior del niño, el respeto a la opinión y participación de los niños, la legislación, el presupuesto destinado a la infancia y la cooperación entre la sociedad civil y el Estado por los derechos de los niños.

Hay que aclarar que el Índice KidsRights pretende tomar un enfoque científico para poder arrojar las puntuaciones y sólo utiliza los datos proporcionados por fuentes de confianza, como UNICEF y el Comité de los Derechos del Niño. Si queréis conocer más detalles sobre el funcionamiento de este índice y cómo se realizan los cálculos para obtener las puntuaciones, os recomendamos acceder a su página web.

Decíamos que España está clasificada en cuarto lugar en el índice general, Noruega ocupa el primer puesto en el KidsRights Index 2016 y le siguen Portugal, Islandia, España, Suiza, Eslovaquia, Irlanda, Francia, Finlandia y Túnez. Los países que han sacado peor puntuación son Vanuatu, República Centroafricana, Afganistán, Chad, Papúa, Nueva Guinea, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Lesoto, Angola y Guinea. Si realizamos una comparativa con informes de años anteriores podemos ver que en el año 2015 nuestro país aparecía clasificado en sexto lugar y en el año 2014 en décimo lugar, por lo que según esté índice, España va mejorando en lo que respecta al cumplimiento de los Derechos del Niño.

Según leemos aquí, del informe se desprende que la prosperidad económica que pueda tener un país no es garantía de que se cumplan los derechos de la infancia, se cita como ejemplo a Italia, a pesar de ser un país desarrollado, aparece clasificado en el puesto 81. En cambio, Tailandia aparece en el puesto 21, una posición alta teniendo en cuenta el estatus económico de la población.

Lo cierto es que estos datos que muestra el Índice KidsRights 2016 nos sorprenden bastante, por ejemplo, el trabajo infantil y trabajo esclavo ha sido noticia en Tailandia, del mismo modo que ha sido noticia la falta de recursos educativos y otras cuestiones que afectan a la infancia, sin embargo, está colocado en el puesto 21 de la clasificación. Unicef denunciaba la gran cantidad de niños que estaban en riesgo de pobreza infantil en nuestro país, la falta de ayudas por parte del Gobierno, así como la desprotección que sufría la infancia por el recorte en áreas como la educación o la sanidad, y sin embargo, España aparece clasificado en cuatro lugar.

No es que no confiemos en la información proporcionada, pero es lógico que nos sorprendan los resultados, si vamos analizando país por país, algunas cuestiones no nos terminan de cuadrar. Os recomendamos acceder al informe (Pdf) y analizarlo con más detalle, seguramente algunos datos os llamarán la atención.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...