Envolver a los bebés prematuros los alivia del dolor

Conseguir que el bebé prematuro se sienta lo más cómodo posible es una búsqueda permanente, para ello es que se siguen investigando sobre nuevas terapias y utilidades para aplicar en ese tipo de niños tan especiales, como es el caso del reciente diseño del dispositivo Cacoon para permitirles permanecer en posición fetal, pero lo cierto es que otro estudio reciente indica que envolver el cuerpo de los bebés prematuros les alivia el dolor de forma significativa.

Los bebés prematuros se ven expuestos a una gran cantidad de rutinas tediosas que pueden angustiarlos mucho, envolverlos aparentemente permite que no sufran tanto el dolor que les producen los diversos procedimientos médicos de la terapia intensiva que necesitan para sobrevivir, todo esto ha sido proyectado en el marco de la reuníon anual de la Sociedad Estadounidense del Dolor, en Honolulu. Eliminar por completo el sufrimiento de estos bebés es el objetivo principal, pero por el momento se contempla la idea de reducir la incomodidad y permitirles pasar mejor toda esa experiencia tan invasiva, teniendo en cuenta que es sumamente dificil evaluar el grado de dolor que estos pacientes experimentan.

El director de la Sección de Anestesiología Pediátrica de la Facultad de Medicina de la University of Colorado, indica:

“Las enfermeras y los médicos deberían conocer la literatura sobre alivio no farmacológico del dolor y deberían considerar seriamente la aplicación de esos métodos en la práctica clínica cuando sea posible”.

La información se consiguió gracias a un estudio realizado por la Universidad China de Hong Kong en el que organizó de manera azarosa a 54 bebés nacidos de manera prematura en dos grupos diferentes, en uno se utilizó el método de envolverlos y en el otro no se lo hizo. El equipo de investigación evaluó las respuestas al dolor de los bebés durante la extracción de sangre en el talón, antes, durante y dos minutos después de ese procedimiento utilizando siete indicadores del Perfil de Dolor del Bebé Prematuro, que tienen que ver con tres muecas faciales, la conducta, la frecuencia cardíaca, la saturación de oxígeno y la edad gestacional.

Se pudo comprobar que los niños envueltos demostraban muchos menos signos de dolor comparados a los niños del grupo de control durante todo el procedimiento y luego del mismo a los dos, cuatro y seis minutos, teniendo en cuenta que los valores promedio de la saturación del oxígeno y de la frecuencia cardíaca fueron también mucho más bajos en ese grupo de bebés. En los dos minutos posteriores a la extracción de sangre los bebés que fueron envueltos ya se encontraban recuperados en sus valores iniciales de oxígeno en sangre y frecuencia cardíaca, los otros niños en cambio tardaban seis minutos en estabilizar los latidos, y ocho minutos en estabilizar el oxígeno.

Simone Ho, participante del estudio, concluye:

“Es altamente recomendable en la práctica clínica envolver a los bebés como una intervención para aliviar el dolor durante las extracciones de sangre en el talón que se les realizan a los prematuros porque se trata de un enfoque no farmacológico, simple, de bajo costo y basado en la evidencia”.

Vía | Tucuman Noticias
Foto |  deltaMike de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...