En México los bebés consumen más resfrescos que leche materna

Recientemente hemos hablado de lo perjudicial que resulta el consumo de bebidas gasificadas y azucaradas desde edades tempranas, ya que son capaces de estrechar las arterias de los bebés y niños complicando su salud a corto y largo plazo, pero lo cierto es que lejos de controlarse el problema en muchos sitios del mundo se vuelve algo cada vez más rutinario, como sucede en México, país en el que aseguran que el consumo de refrescos es realmente excesivo.

En varias de las comunidades mexicanas se sabe que los refrescos son la bebida preferida de toda la familia, sobre todo de los niños y bebés pequeños, que inclusive llegan a preferirlos antes que la leche materna, según ha indicado el investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Abelardo Ávila Curiel, que indica:

“Como no hay ninguna orientación, los niños están consumiendo refresco en biberón, desplazando la leche materna. No hay conciencia, nadie les dice el daño a la salud que ello produce”…”El negocio de las refresqueras y del agua embotellada en México: nutrición, pobreza y política de Estado”.

Sobre el asunto también se ha hecho notar que México es en la actualidad el país que tiene el mayor nivel de consumo de refrescos en el mundo entero, sus ciudadanos directamente consiguen su hidratación en base a bebidas azucaradas y muy poco saludables, algo sumamente negativo sobre todo en el caso de los niños que consumen cantidades tremendas de azúcar al día, 10 veces más de lo que necesitan en toda una jornada, por lo que el daño para su salud es grave y en algunos casos irreversible, con consecuencias como el sobrepeso, la obesidad, la diabetes y todo tipo de problemas cardiovasculares.

El especialista destacó:

“Estamos en unos niveles de consumo que generan graves problemas de obesidad, que a su vez originan enfermedades crónicas asociadas a ella, como la diabetes, los infartos, la aterosclerosis, además de muchos tipos de tumores malignos asociados a ese patrón de consumo. SIn duda es un problema muy importante y sobre el cual se tiene poca conciencia tanto de la magnitud como a los mecanismos de este problema y uno puede ver cómo en forma creciente se inundan todas las comunidades del país con esta oferta de bebidas”.

Vía | Ciudad y Poder
Foto | Little Wooly

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...