En Alemania se prohibiría la colocación de aros en los bebés

Para muchos es sumamente normal el hecho de que cuando nace una niña se le haga los hoyos para la colocación de los aritos, de hecho la mayoría de las mujeres actuales tienen sus hoyos desde el momento del nacimiento, pero lo cierto es que en algunos sitios esto parece ya no estar bien visto, como ocurre en Alemania, donde se ha planteado prohibir la colocación de aros en los bebés, ya que se debate si esta tendencia puede llegar a ser considerada como un atentado a la integridad corporal.

Este tema ha comenzado a raíz de una denuncia realizada por los padres de una niña de tres años de edad en contra de un salón de tatuajes al que la habían llevado para abrirle las orejas y colocarle aros, en el barrio de Lichtenberg, en el este de la capital alemana. Si bien fueron los padres quienes por propia decisión habían llevado a su hija, lo cierto es que la idea les pareció horroroza al descubrir con horror que su pequeña había sufrido mucho la experiencia y que no podía dejar de llorar del dolor que le habían provocado.

Tres días más tarde los padres llevaron a su hija a un control y un exámen médico reveló que la niña sufría de estrés post traumático, algo que enfureció a los padres que decidieron acudir a la justicia para denunciar al encargado del salón de tatuajes donde habían tenido lugar los hechos, algo que no salió del todo según lo planeado, ya que la denuncia se les volvió en contra a los progenitores de la pequeña afectada, ya que un juez está estudiando la posibilidad de someterlos a un castigo por haber sometido a su niña a practicarse un “piercing”.

El tema ha pasado a ser motivo de un juicio, cuyo veredicto se espera para el próximo día viernes en Berlín, donde quedará definido si los “piercing” a los bebés, que como dijimos al comienzo, han sido una práctica frecuente y “bien vista” desde hace ya mucho tiempo, pueden ser considerados como un atentado contra el bienestar físico y emotivo de los bebés y una violación a los derechos sobre sus cuerpos.

A partir de este momento la perforación de las orejas de las niñas puede pasar a ser considerada de forma teórica como una herida corporal, al respecto el delegado para la protección de la infancia  de Berlín, Detlef Kolbow ha manifestado que en ningún caso los niños menores a los seis años de edad deberían tener perforaciones en las orejas, ya que es un daño innecesario, aunque muchos otros siguen opinando que se trata de una decisión libre de los padres en cada caso y que el estado no debería entrometerse.

Vía | Diario Popular
Foto |  Chris R McFarland de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...