En 2018 murieron 52 niños en Estados Unidos por quedarse solos en el coche

En 2018 murieron en Estados Unidos 52 niños por quedarse solos en el coche, un 53% de muertes se produjeron porque los adultos se olvidaron de que los menores estaban en el asiento de atrás, un 19% porque los niños fueron dejados en el coche intencionadamente, y un 26% porque los niños entraron intencionadamente en el coche para jugar.

Muertes infantiles en coches parados

Hace un par de semanas conocíamos un Proyecto de Ley presentado en Estados Unidos con el que se pretende obligar a los fabricantes de automóviles a que instalen en todos los coches un sistema de alerta para evitar olvidar a un menor en el interior del vehículo, con ello se quiere evitar que cada año mueran niños por esta causa. La Alianza de Fabricantes de Automóviles de Estados Unidos comentaba que era algo complicado y que se tardaría dos décadas en lograr que esta tecnología llegara a todos los vehículos, asegurando que era más factible concienciar a la población sobre el tema.

Pues bien, el diario digital The Washington Post hoy recuerda que en 2018 murieron 52 niños en Estados Unidos por quedarse solos en el coche como consecuencia de sufrir calor extremo. Aunque la temperatura exterior sea de 20º C grados y no parezca sofocante, en el interior de un coche se puede llegar a alcanzar una temperatura de 40º C, si la temperatura exterior alcanza los 25º C, en el interior del coche se llega a los 50º C.

Desde 1998, un total de 805 niños (la mitad menores de dos años) han muerto por haberse quedado en el coche y haber sufrido un golpe de calor y no importa si las ventanas estaban ligeramente abiertas. Hay que recordar que el organismo de un niño se calienta entre tres y cinco veces más rápido que el de un adulto, por lo que la temperatura corporal se puede elevar rápidamente hasta alcanzar los 40º C o más, lo que supera la capacidad normal del pequeño para enfriarse y supone un riesgo inmediato de daño cerebral o muerte.

Según los datos del NSC (Consejo Nacional de Seguridad), un 53% de las ocasiones en las que se quedó un menor en el coche, fue debido a que el conductor del vehículo se había olvidado de que el niño estaba en el asiento trasero. El 19% de las muertes se produjeron porque los niños habían sido dejados intencionadamente en el interior del coche, los padres pensaban que no tardarían mucho al ir a comprar o realizar cualquier otro recado y las consecuencias fueron nefastas.

El resto de muertes, un 26%, corresponden a niños que entraron en el coche por su cuenta, como si el coche se tratara de un área de juegos. Con este último caso, los expertos recomiendan que los padres se aseguren de que sus hijos sepan que los coches no son una zona de juegos, además, hay que procurar que nunca puedan tener acceso a las llaves del coche, de este modo se evita este porcentaje de muertes. Se vuelve a recordar a los adultos que nunca dejen a un niño solo en el vehículo, ya que en lo que llevamos de año han muerto ya 10 niños por haberse quedado en el interior.

Al margen de la aprobación del mencionado Proyecto de Ley, los expertos recomiendan a los padres instalar las medidas de seguridad oportunas, como sensores que detectan el movimiento y envían una alerta al teléfono móvil, cinturones de seguridad que emiten un pitido cuando el coche está parado, etc. Anteriormente hemos hablado de algunos ejemplos como el dispositivo Gabriel, formado por una alfombrilla de presión que se coloca debajo de la silla de retención infantil y un pequeño aparato similar a un llavero colocado junto a las llaves del coche. Cuando se para el motor del vehículo, si el conductor se aleja unos 5 metros y deja al bebé en la sillita, se activa la alarma del llavero alertando al padre de que se ha olvidado del pequeño.

En definitiva, parece evidente que habrá complicaciones en el Proyecto de Ley, tanto para aprobarlo como para que se instale un sistema en todos los coches, de ahí que se recomiende buscar alternativas para evitar más muertes de este tipo que son perfectamente prevenibles. Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en The Washington Post.

Foto | Leonid Mamchenkov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...