El virus zika infecta las células madre responsables de la corteza cerebral

Una nueva investigación constata que el virus zika infecta las células madre humanas pluripotentes (aquellas que pueden generar la mayoría de los tejidos del cuerpo humano), especialmente las responsables del desarrollo de la corteza cerebral, y convertirlas en “fabricas” para que el virus pueda replicarse.

Virus zika

Un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos), concluye en un estudio que el virus zika infecta las células madre responsables de la corteza cerebral del futuro bebé, sin embargo, este estudio no ha demostrado la relación entre el virus y la microcefalia, aunque es otro indicio que refuerza el vínculo. Según esta investigación, en los ensayos de laboratorio se ha encontrado que las células madre denominadas precursoras neuronales corticales, son infectadas y se convierten en “fábricas” para la replicación del virus.

Para llegar a esta conclusión los expertos trabajaron durante un mes y de forma intensiva, con el propósito de poder profundizar en el comportamiento que tiene el virus zika, para ello utilizaron células neurales derivadas de células madre humanas pluripotentes, células que son capaces de general la mayoría de los tejidos del cuerpo humano.

Otro estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), concluye que existen evidencias de que el virus zika tiene un potencial riesgo para las mujeres embarazadas. Pero como en el estudio anterior, aún se tiene que demostrar y sin que existan dudas, que este virus es responsable de la microcefalia en bebés. Los expertos explican que sus resultados fortalecen aún más el vínculo entre el virus y varios defectos de nacimiento, así como la posibilidad de muerte fetal.

A diferencia de otros estudios, el desarrollado por la Universidad de California concluye que este virus puede afectar en cualquier etapa del embarazo, en las pruebas realizadas se detectaron problemas a las 8, 22, 25 y 35 semanas de la gestación. Se estudió a 88 mujeres que acudieron a una clínica de la Fundación Oswaldo Cruz (Brasil) para realizarse la prueba del virus. 72 mujeres dieron positivo, 42 de ellas y otras 16 cuyo resultado fue negativo, accedieron a someterse a más exámenes y ecografías. En 12 de las 42 mujeres infectadas que participaron en esta investigación se encontraron resultados bastante problemáticos, 2 de ellas terminaron perdiendo el bebé que esperaban.

De los seis nacidos vivos, dos bebés eran demasiado pequeños y uno nació con microcefalia severa, además, uno de los bebés pequeños y el bebé con microcefalia tenían lesiones oculares que apuntaban ceguera. Otro bebé tuvo que nacer por cesárea, ya que el saco amniótico no tenía líquido. Sólo dos bebés tuvieron resultados normales y nacieron sin complicaciones.

Como podemos comprobar, son muchos los investigadores que llevan a cabo estudios independientes de los que realiza la OMS (Organización Mundial de la Salud). Todos los estudios tienen como cometido desmentir las teorías que aluden a que los plaguicidas que se utilizan con los mosquitos y no el propio virus, son los culpables del incremento de los casos de microcefalia y otras anomalías.

Quedan todavía muchas dudas que resolver, como por ejemplo por qué en los adultos los síntomas del virus son tan leves, como logra el virus adentrarse en el sistema nervioso del futuro bebé, etc. Los investigadores explican que existe un gran vacío de conocimiento sobre la asociación entre la infección y los posibles defectos neurológicos, por ello no es de extrañar que la OMS argumente que se necesitan varios meses de investigación antes de poder ofrecer resultados precisos.

Vía | BBC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...