El uso inadecuado de Internet generaría adicciones, obesidad y problemas de conducta en los niños

En los últimos tiempos los niños se han hecho cada vez más amigos de la tecnología, ahora la gran mayoría de los menores de edad tienen acceso a todo tipo de contenidos en Internet y no siempre bajo la supervisión de los padres, algo que puede llegar a ser sumamente negativo. Los especialistas indican que los adultos deben tener presente qué tipo de cosas ven sus hijos y cuanto tiempo pasan navegando por internet, ya que solamente así es que se pueden evitar los problemas posteriores que se relacionan a un gusto por las adicciones, el desarrollo de problemas alimenticios como obesidad y todo tipo de trastornos de conducta que cambian para siempre la vida del individuo, según ha indicado entre otros el especialista Ben Sutherland.

El doctor ha emitido un comunicado en el que se hace referencia a que los padres deben tener los mismos criterios de prohibición que usan en otros aspectos en relación al consumo de Internet que tienen sus hijos, como por ejemplo, no hablar con extraños, leer o ver cosas que no son para su edad o molestar al resto.

“hay que tener una actitud preventiva”…”Hasta ahora, los padres no se daban cuenta de que el mismo nivel de supervisión que asumen para que no abran la puerta o hablen con desconocidos deben utilizarlo cuando los hijos se conecten a Internet. De hecho, todavía existe un alto número de niños que no son supervisados nunca por un adulto de forma directa”.

Los niños que pasan mucho tiempo frente a la pantalla de su ordenador están expuestos a una gran cantidad de problemas como deficiencias musculares producto de las malas posiciones que adoptan al sentarse, además de problemas en la vista, adicciones a las redes sociales, desórdenes en su capacidad de comunicarse con el resto, y el desarrollo de sobrepeso y obesidad por el estilo de vida sedentaria que llevan. El problema principalmente se origina en la infancia, pero se establece con repercusiones sumamente negativas durante la adolescencia, cuando la situación ya es realmente dificil de controlar dado que los individuos se rebelan ante las prohibiciones de los padres.

La Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación, expresa:

“Tenemos el dato real de menores de cinco años que están conectados a Internet, si lo hacen es porque sus padres se lo permiten, ya que el menor no tiene la capacidad técnica”…”Los niños a esta edad tienen una capacidad de atención limitada para las actividades en línea, pero las imágenes pueden estimular su imaginación e incorporarse a sus experiencias”.

En la mayoría de los hogares los padres alientan a sus pequeños a que aprendan rápidamente a usar los elementos tecnológicos, sobre todo las computadoras, pero siempre tienen que tener en cuenta que no deben dejar de lado la supervisión sobre el uso que le dan los niños. Durante la infancia los pequeños utilizan Internet más que nada para jugar y divertirse, desde los 9 ya comienzan a buscar información para proyectos escolares y es entonces cuando se abre un mundo de posibilidades en la navegación, momento en el que se pueden encontrar con material que no es apto para menores, por eso los adultos nunca deben dejar de prestar atención, y regular el tiempo que pasan conectados, para que combinen esa rutina con juegos y actividad física que los mantenga activos y más sanos.

Vía | Europapress
Foto | lorda de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...