El uso excesivo del chupete limita el desarrollo expresivo del bebé

Desde siempre se ha dicho que el uso prolongado del chupete durante la infancia está completamente desaconsejado ya que puede perjudicar la salud del pequeño, deformando el paladar o haciendo que los dientes le salgan chuecos. Recientemente nueva información ha revelado que el daño que genera el uso excesivo del chupete puede verse también en otros aspectos, como el del desarrollo expresivo del niño.

Lo que indican los especialistas que participaron de un estudio en la Universidad de Wisconsin-Madison es que el uso frecuente del chupete puede perjudicar al niño alterando su capacidad de experimentar y desarrollar su expresividad facial de forma natural, lo que puede restar en su alcance de ser emocionalmente maduro, ya que entre otras cosas, el chupete limita la capacidad del pequeño de imitar gestos y afecta por lo tanto su comunicación.

La investigación se ha desarrollado unicamente sobre bebés varones, y refiere a que el chupete evita que experimenten al máximo con sus expresiones faciales, ya que los seres humanos, sobre todo durante la primera infancia, tendemos a imitar las acciones de los demás, y es algo sumamente importante dentro del aprendizaje de las expresiones faciales y el lenguaje corporal, una forma de comunicación con el resto cuando aun no está de por medio la palabra hablada.

Los investigadores argumentan que el problema es que cuando el bebé tiene frecuentemente el chupete en la boca, se limita por completo su capacidad de imitar la gestualidad de los individuos que lo rodean, por lo que el proceso de aprendizaje y comunicación se entorpece por completo y se les hace sumamente difícil representar sus propias emociones, algo que puede frustrarlos y convertirlos en personas introvertidas.

Todo aquel que tenga un bebé que use chupete sabrá que el pequeño adora este elemento ya que le sirve para muchas cosas, como método de entretenimiento, de respaldo y le sirve para calmarse y eliminar el estrés, lo cierto es que lo que decimos no es que se le saque de golpe algo que el “necesita” ya que hacerlo de esa forma también puede dañarlo a nivel emotivo. La recomendación es el uso sin excesos, que el niño aprenda a estar buenos ratos sin necesidad de usar su chupete, y poco a poco ir eliminándolo de su rutina, para asegurarse de que no haya ningún inconveniente con su desarrollo.

Vía | 20minutos
Foto |  r0bz de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...