El tipo de empleo paterno puede aumentar el riesgo de tener niños con malformaciones congénitas

Desde hace ya bastante tiempo se ha comenzado a relacionar los casos de malformaciones congénitas en los niños con el tipo de trabajo paterno como causa, y al respecto se ha desarrollado recientemente un nuevo estudio que daría mayores pruebas sobre el asunto y los riesgos que ciertos trabajos que realizan los padres pueden representar en generaciones futuras.

A la hora de procrear hay determinados oficios que pueden ocasionar ciertos riesgos en el aumento de las posibilidades de tener bebés con malformaciones, la información que se manejaba hasta el momento sobre esto era bastante incompleta, pero ahora se ha podido conocer más al respecto, y es el caso de que actualmente ya se pueden catalogar diferentes clases de enfermedades relacionadas a diversas ocupaciones.

La investigación se basó en el análisis del perfil laboral de unos 1000 padresque habían tenido niños que presentabas malformaciones congénitas entre 1997 y 2004, y se los comparó con otros 4000 padres que habían tenido niños perfectamente sanos, catalogando dentro de 63 grupos diferentes los diversos empleos paternos de los participantes, esas divisiones se basaron en criterios de exposición a elementos potencialmente nocivos.

Los expertos tomaron en cuenta los empleos que tuvieron los padres en los tres meses previos a la conpcepción de sus hijos y durante el primer mes de embarazo, ya que este es el período que se considera crítico para la contaminación del esperma paterno con elementos posiblemente nocivos. Se pudo definir que la mayoría de los padres solamente se desempeñó en un único trabajo durante ese tiempo.

Entre los empleos más frecuentes se encontraron los que estaban relacionados a la administració y management, además de ventas e industria de la construcción y según los primeros resultados un tercio de los empleos no estaban asociados de manera significativa a ninguna clase de riesgo de tener hijos con malformaciones congénitas. Lo mismo ocurrió en el caso de los que trabajaban como diseñadores, arquitectos, dentistas, pescadores, profesionales de la salud, bomberos, ingenieros, comerciantes o creaticos en general.

Los investigadores descubrieron que quienes mayormente aumentaron su riesgo de tener niños con problemas fueron los que trabajaron como físicos, informáticos, matemáticos, artistas, fotógrafos, camareros, peluqueros y maquilladores, además de aquellos que trabajaban en el sector del petróleo, del gas y de las industrias químicas, como los que eran conductores u operadores de grúas y excavadoras.

Se especificaron casos en los que los hijos de artistas por ejemplo tenían mayor riesgo de malformaciones en la boca, ojos, oídos, brazos, piernas, intestinos y corazón, mientras que los hijos de fotógrafos tenían problemas de glaucoma, cataratas, insuficiencia o ausencia de tejido ocular, los conductores tenían mayormente niños con glaucoma y aquellos que eran jardineros o guardaparques corrían el riesgo de tener hijos con enfermedades en los intestinos.

Vía | Infancia Hoy
Foto |  krasi de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...