El paracetamol puede aumentar el riesgo de padecer asma durante la infancia

Nuevos estudios han determinado que los bebés que padecen estados de fiebre o dolores y son medicados con paracetamol o acetaminofeno para tratar sus males corren un alto riesgo de desarrollar una serie de síntomas similares a los de la enfermedad del asma durante los años siguientes en edad preescolar.

Los datos se han conseguido como resultado de un estudio llevado adelante en Dinamarca, en el que se contó con la participación de un grupo formado por 411 niños, hallando que cuando más cantidad de paracetamol habían recibido los pequeños durante su infancia temprana, mucho más propensos se volvían ellos a desarrollar los síntomas del asma poco tiempo después.

Se trata de un trabajo que se suma a otras investigaciones que desde hace ya algún tiempo analizan la relación entre este fármaco conocido como Tylenol y el riesgo que corren los niños que son medicados con el mismo de desarrollar problemas respiratorios que luego los acompañarán por el resto de sus vidas en la mayoría de los casos.

De todas formas el autor principal, doctor Hans Bisgaard, profesor de pediatría de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, ha indicado que esta relación estadística aun no es suficiente prueba para determinar que el medicamento es peligroso en el uso de infantes y pueda generar daño respiratorio:

“Es demasiado pronto para concluir que existe una relación causal”.

Lo cierto es que este trabajo sería la base para otro nuevo que tendría como objetivo analizar el mecanismo biológico por el cual el paracetamol administrado durante la infancia induciría a los niños a padecer asma. Durante el trabajo se estudiaron los casos de los niños durante sus primeros siete años de vida, todos ellos con madres asmáticas, lo que elevaba el riesgo de que ellos mismos también desarrollaran la enfermedad.

El 19% de los pequeños tenía síntomas asmáticos hacia los tres años de vida, y a mayor cantidad de paracetamol recibido durante el primer año de vida, mayor era su riesgo de desarrollar esos mismos síntomas, se definió por lo tanto que cada vez que se duplicaba la cantidad de días que un bebé era medicado con este fármaco, su riesgo de padecer asma aumentaba en un 28% en todos los casos.

La relación entre ambas cosas desapareció al crecer los niños ya que hacia los siete años de edad solamente el 14% de los niños estudiados había desarrollado asma finalmente, y el riesgo no parecía ser mayor en los que habían recibido grandes cantidades de paracetamol durante sus primeros años de vida, por lo que los resultados por el momento no son concluyentes, aunque dejan mucho para pensar y para seguir investigando.

Vía | Terra
Foto | devinf

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...