El Papa Francisco alienta a las madres a amamantar en la Capilla Sixtina

El Papa Francisco realizó como cada año una ceremonia de bautismo en la que participaron 34 bebés, conmemorando el bautismo de Jesús en el río Jordán. En la homilía que pronunció, alentó a las madres a amamantar a sus bebés en la Capilla Sixtina si tenían hambre, como un acto y lenguaje de amor. Con esta actitud da ejemplo a muchos cristianos y demás personas que siguen viendo la lactancia materna como un tabú.

Lactancia materna en la Iglesia

Se puede decir que el Papa Francisco es todo un ejemplo en muchos aspectos, y hoy vamos a ver uno de ellos. Muchas personas que siguen viendo la lactancia materna como un tabú deberían fijarse en él, ya que sin ningún reparo alienta a las madres a amamantar en la Capilla Sixtina si su bebé tiene hambre, como debe ser, comentando que se trata de un acto de amor.

Lamentablemente, hoy en día se sigue prohibiendo la lactancia materna en muchos espacios públicos, pero también han sido criticados por no apoyar esta práctica o por amonestar a las madres para que alimenten a los bebés fuera de ellos. El Papa es un fiel defensor de la lactancia materna y da ejemplo invitando a que las madres que acudan con su bebé a lugares sagrados como la Capilla Sixtina, a que les amamanten si tienen hambre, a pesar de que se esté oficiando un servicio.

El pasado domingo se celebró una ceremonia anual de bautismo en el Capilla Sixtina y realizó estas declaraciones durante este acto. El Papa bautizó a 34 bebés, ceremonia que se realiza anualmente y que se identifica con el bautismo de Jesús en el río Jordán, posteriormente pronunció una homilía invitando a los padres a que enseñen a sus hijos la fe a través del “lenguaje del amor”, recordemos que ha considerado la lactancia materna como parte de ese lenguaje.

El Papa explico que “los bebés tienen su propio dialecto”, y si uno empieza a llorar, los demás seguirán el ejemplo como si se tratase de una orquesta, si lloran porque tienen hambre, comenta que las madres deberían alimentarlos y no importa dónde se encuentren, siendo necesario proporcionarles ese lenguaje de amor. Hay que decir que no es la primera vez que el Papa Francisco anima a las madres a amamantar a su bebé en la Capilla Sixtina, ya el año pasado en la misma ceremonia realizó comentarios en esta dirección, aunque en esta ocasión se puede decir que ha sido más claro.

Para algunos, se trata de un mensaje enviado a muchos católicos que lamentablemente ven la lactancia materna como algo prohibido, como una práctica que se debe realizar en la intimidad. Aquí explican que a pesar de que el Papa ha justificado reiteradamente su posición en los términos más tradicionales posibles sobre el tema, no todas las iglesias católicas han secundado si ejemplo.

En el año 2014 apareció en el National Catholic Reporter (periódico quincenal independiente católico) que amamantar durante una misa u otro acto religioso era inapropiado, pero curiosamente no se explicaba por qué. Muchas mujeres cristianas han querido amamantar a sus bebés durante el sermón, pero se han enfrentado a la desaprobación de otros que piensan que los senos no tienen cabida en la Iglesia, quizá porque sus pensamientos son oscuros.

Aunque poco a poco en algunos países la actitud ante la lactancia materna está cambiando, desgraciadamente muchas mujeres se siguen enfrentando al acoso por amamantar en público. El mensaje del Papa es positivo y seguramente calará en algunas personas, es un paso más para eliminar el tabú, pero queda mucho por hacer hasta que se alcance la normalización de la lactancia.

Foto | Esteban Munilla

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...