El gobierno juega con las familias españolas que están en Ucrania por gestación subrogada

Las familias españolas que esperan en Ucrania para poder inscribir a sus bebés en el consulado español han sufrido un nuevo varapalo, el Ministerio de Justicia rechaza la prueba de ADN para la inscripción de sus bebés por gestación subrogada anunciada apenas unos días. Es lógico que se piense que el gobierno juega con las familias españolas, se les da una solución, se les quita, se les vuelve a dar, se les vuelve a quitar…

Vientes de alquiler en Ucrania

Hace unos días hablábamos del desbloqueo de la situación de las familias que se encuentran en Ucrania con bebés de gestación subrogada, se anunciaba que se incluirían de forma oficial las pruebas de ADN para el registro de los bebés. Pues bien, la situación vuelve a cambiar, el sábado pasado el Ministerio de Justicia decidió retirar el test de ADN como prueba de paternidad, la salida anunciada se cierra y causa una gran indignación entre las familias que esperan en el país.

El gobierno juega con las familias españolas que están en Ucrania por gestación subrogada, no tiene sentido lo que está ocurriendo, no se puede estar cambiando de proceder cada dos por tres. Son unas 30 las familias que no pueden inscribir a sus bebés nacidos de un vientre de alquiler, por lo que no pueden llevarlos a España, a no ser que decidan tramitar la nacionalidad ucraniana, lo que supondría más papeleo y espera, además de la pérdida de derechos como la baja por maternidad o paternidad.

¿Por qué el Ministerio de Justicia rechaza la prueba de ADN? Recordemos que se envió a todas las embajadas y consulados un comunicado, informando de que esta prueba se podía aceptar, sustituyendo a la sentencia previa de filiación del bebé que se solicitaba a mediados de febrero. La razón del rechazo de la prueba, según el Ministerio de Justicia, es que la gestación subrogada es una práctica ilegal en España y perseguirá a las agencias y a todas aquellas personas implicadas en la procreación mediante una actividad ilegal en otros países.

El Ministerio informa, además, que dará solución a las situaciones de hecho que se hayan creado en interés de los bebés, pues no es eso lo que se demuestra, ya que junto al veto anunciado, se debería haber dado solución a esas familias, sin embargo, parece que este punto se ha obviado. Las familias se sienten víctimas de los retrasos administrativos, de los cambios de criterio, del gasto que deben afrontar por su estancia prolongada en el país, etc.

Para las familias las expectativas cambian de un día para otro, por tanto, si se anuncia de nuevo una solución, lo mejor será ser precavidos y esperar a que lleguen al fin a España, porque, quien sabe, quizá al cabo de poco se vuelva a bloquear la situación poniendo nuevas trabas. Las familias explican que se les acusa de ser “compradoras” de bebés y se les reprocha que no hayan adoptado, pero el proceso de adopción es muy largo y duro, siendo muy difícil cumplir con todos y cada uno de los requisitos que se exigen.

Se quiere acabar con la inscripción de bebés nacidos por gestación subrogada, pero no es el camino más razonable poner impedimentos a las familias que ya tienen a sus bebés. Si se pretende evitar que las familias vayan a otros países para tener un bebé deberán buscar soluciones en nuestro país, legalizar la gestación subrogada (impensable), agilizar los trámites de adopción, dar ayudas económicas a las familias para que acudan a las clínicas de fertilidad privadas, etc. Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en ElDiario.es.

Foto | Andrew Seaman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...