El estrés afecta el desarrollo del niño

Un estudio ha determinado que los niños que sufren de estrés crónico pueden ver afectado su desarrollo natural y su salud en general.

estres

El estrés es un problema que afecta gravemente en cualquier momento de la vida, no solamente los adultos deben lidiar con el estrés de las obligaciones de su vida cotidiana, sino también los niños pueden llegar a ser víctimas de esta enfermedad anímica que puede afectarlos sumamente en el proceso natural de su desarrollo.

El desarrollo saludable de la infancia se puede ver afectado en el caso de la presencia de un caso de estrés, a causa de la activación excesiva o demasiado prolongada de los sistemas de respuesta al estrés en todo su cuerpo, generando problemas de forma inmediata y a largo plazo que luego pueden evidenciarse en la edad adulta, ya que se vuelven más propensos a sufrir de depresión crónica, de cáncer, o asma.

Esto se ha podido conocer gracias a un estudio desarrollado y difundido por la Academia Estadunidense de Pediatría, coordinado por la doctora Sara B. Johnson, de la Escuela de Medicina Johns Hopkins, Baltimore, que ha descubierto que existe una respuesta tóxica en el cuerpo de los niños a los efectos del estrés perjudicando sus habilidades de aprendizaje, el desarrollo de su conducta y su estado de salud en general.

Aprender a lidiar con los niveles de estrés es parte del proceso natural de los niños sanos, pero en muchos casos el problema se puede hacer más grave y los cuerpos de esos niños se ven amenazados y se preparan para responder al estrés aumentando las hormonas de la presión arterial, la frecuencia cardíaca y el cortisol, lo que va desgastando el cuerpo.

En general cuando se activan los conos de respuesta al estrés en el caso de un niño puede superar la crisis de forma rápida y efectiva, pero en ciertos casos la respuesta puede ser extrema y durar mayor cantidad de tiempo, algo que poco a poco puede ir afectando su conducta y su desarrollo en general, dejando marcas para el resto de su vida.

Los expertos han indicado que existe un estrés positivo, que es normal y esperable en la vida de un niño, el mismo hace que se aumente brevemente la frecuencia cardíaca y que se manejen aumentos controlados de hormonas en el cuerpo. Lo negativo es cuando se pasa al estrés tóxico que tiene lugar cuando el niño se enfrenta a una situación muy adversa solo y sin el respaldo de los adultos.

Vía | Criterio Hidalgo
Foto | Daquella manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...