El Estado de Mississippi pone en marcha una ley del aborto que es la más dura y restrictiva de Estados Unidos

El Estado de Mississippi ha endurecido la ley del aborto hasta el punto de que se ha convertido en la más dura y restrictiva de Estados Unidos. La ley es el resultado de una promesa realizada por el Gobernador del Estado, para que Mississippi fuera el lugar más seguro de todo el país para los fetos, considerando que gracias a ella se van a salvar muchas vidas. Como respuesta, los grupos pro aborto han presentado una demanda por considerar que es una ley anticonstitucional que debe ser derogada inmediatamente.

Aborto en Estados Unidos

En el año 2014 el gobernador Phil Bryant anunciaba que quería acabar con el aborto en el Estado de Mississippi, pues bien, ahora se ha aprobado una ley del aborto que se ha convertido en la más dura y restrictiva de Estados Unidos. La denominada Ley de la Edad Gestacional prohíbe los abortos después de las 15 semanas de gestación (anteriormente con límite de 20 semanas), a excepción de que exista una emergencia médica o una anomalía fetal grave, pero no establece excepciones en el caso de un incesto o violación.

La única clínica abortista de Mississippi ha demandado al Estado por la puesta en marcha de la nueva ley, esta clínica ya demandó en su momento al ejecutivo en el año 2012 por una ley del aborto en la que se establecían requisitos más estrictos para las instalaciones de la clínica, así como determinados requisitos exigidos a los médicos asociados a un centro abortivo. Esta ley fue desestimada por un tribunal en el año 2013, ahora se abre un nuevo frente en el que la clínica pretende que esta ley sea derogada.

El gobernador Phil Bryant comenta que está comprometido a hacer que Mississippi sea el lugar más seguro de Estados Unidos para un feto, siendo esta nueva ley la herramienta para lograr este objetivo. Gracias a esta legislación, considera que se están salvando muchas vidas, más que en cualquier otro estado del país, el gobernador ya sabía que el Estado sería demandado por esta ley pero considera que vale la pena luchar para que los bebés puedan nacer.

Quienes están en contra de la nueva legislación argumentan que es anticonstitucional y que debería ser revocada inmediatamente, consideran que los políticos no están por encima de las leyes ni las pueden orquestar a su antojo y confían que será derogada como ya ha ocurrido con otras leyes sobre el tema. Las asociaciones pro aborto comentan que el límite de las 15 semanas no se sustenta en la ciencia y es completamente infundado, además, no es acorde la ley federal del aborto.

En Estados Unidos se ha intentado restringir el aborto después de las 20 semanas de gestación, algo que no se ha podido llevar a cabo, pero parece que durante el mandato de Donald Trump se han logrado realizar algunos avances en la restricción al acceso al aborto y en la anticoncepción, por ejemplo, la prohibición de financiar programas de ayuda internacional que realicen o promuevan el aborto, que no ofrezcan servicios de anticoncepción quienes tengan una creencia religiosa o convicción moral, etc.

Esta nueva legislación dará que hablar, si finalmente los tribunales aprueban su implantación, es posible que las mujeres que deseen abortar viajen a otro estado para ello, por lo que esta ley no supondrá un impedimento. Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en el periódico digital CBS News.

Foto | BigD2112

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...