El consumo de agua puede evitar el sobrepeso infantil

Una reciente investigación realizada en Alemania parece haber comprobado que una buena hidratación durante la infancia sería sumamente positiva para el correcto desarrollo de los niños ya que entre muchas ventajas se ha probado que el agua es una herramienta sumamente útil a la hora de evitar el sobrepeso.

Los niños en edad escolar que toman por lo menos medio litro de agua al día se ven beneficiados en la reducción de su riesgo de padecer sobrepeso, información realmente importante teniendo en cuenta que los problemas de peso desde la infancia son algo que aumenta y preocupa en practicamente todas partes del mundo.

La nueva información ha salido a la luz en el marco de las XI Jornadas Nacionales de Nutrición y la investigación ha estado a cargo de la doctora alemana Rebecca Muckelbauer, que trabajó en este proyecto que se realizó sobre 32 escuelas carenciadas a las que asistían niños con un promedio de edad de 8 años, sobre los cuales se pudo medir una reducción de sobrepeso de un 31% cuando se logró que bebieran un vaso extra de agua al día, lo que era equivalente a un 33% más que del agua que consumían de forma previa.

Los expertos coinciden en aceptar que para que los niños disfruten de esta herramienta es necesaria una motivación cultural que fomente el consumo de agua a lo largo del día en lugar de otras bebidas que hoy por hoy son más consumidas, como bebidas gaseosas o azucaradas, que para nada provocan el mismo efecto. Por otra parte los investigadores alemanes han recomendado la colocación de expendedores de agua en las escuelas para que los niños puedan tener una disponibilidad permanente y acceso inmediato a la misma, con el objetivo de conseguir que el consumo sea diario.

Lo que explica el motivo por el cual el agua deja a los niños lejos del riesgo de subir demasiado de peso es que la ingesta de agua sobre todo antes de las comidas aumenta la sensación de saciedad y por lo tanto se reducen las cantidades de comida, además del hecho de que al consumir 500 centímetros cúbicos de agua se gastan 100 calorías, por un proceso llamado termogénesis inducida.

Edgardo Ridner, de la Sociedad Argentina de Nutrición indica:

“si se bebe durante las comidas se puede moderar el tiempo de ingesta, mientras que ese agua permanece en el estómago prolongando la sensación”…”debería ser parte de intervenciones para disminuir el sobrepeso y de las políticas de Estado”…”se trabaja muy poco este tema en cuanto a la promoción de la salud”…”es deber de todas las autoridades garantizar el acceso al agua segura para todos”…podemos adelantarnos para mejorar la calidad de vida”.

Vía | Los Andes
Foto |  lindsey gee de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...