El 90% de los niños consumen un exceso de proteínas

Nuevo estudio vuelve a dejar evidencia sobre la pésima nutrición que tiene hoy en día la infancia española, que se posiciona en el segundo lugar de obesidad infantil en Europa.

Un nuevo estudio que tuvo como centro de investigación la calidad nutricional que se le brinda a los niños en la actualidad ha dejado en evidencia que el 90% de los niños españoles con edades comprendidas entre 1 y 3 años, consume más del doble del total de las proteínas diarias que necesita su cuerpo y que se aconsejan para esas edades, ya que consumen con gran exceso alimentos tales como la leche de vaca y carne, cosa que aumenta sus posibilidades de desarrollar obesidad infantil a mediano y largo plazo.

El estudio ha demostrado además que no solo consumen proteínas en exceso sino que el 71% también adquiere una mayor cantidad de calorías de las que necesita y un 43% de los niños supera en un 30% las recomendaciones internacionales, por lo que el planteamiento supone graves trastornos nutricionales a nivel nacional, según indica el informe Alsalma “Alimentando la Salud del Mañana”, la que viene siendo una investigación pionera en el territorio español, ya que se concentró en analizar por primera vez la calidad nutricional de los niños en esa edad.

Este trabajo fue una idea promovida por la campaña especializada en la nutrición infantil en Almirón, organizada en base al estudio de más de 200 encuestas realizadas a familias a lo largo y ancho de todo el país, en las que se realizó un cuestionamiento sobre la dieta de los niños durante cuatro días consecutivos. Se contó también con la participación de más de 200 pediatras, entre los que se contó con la presencia de la doctora Ana Morais, del Hospital Infantil de La Paz, de Madrid, quien ha explicado que se ha elegido esta franja de edad en la infancia ya que es una etapa en la que se produce un crecimiento sumamente rápido, tiempo en el cual el niño duplica su talla y además quintuplica su peso, por lo que se da un gran desarrollo en el cerebro y el sistema nervioso, por lo tanto los requerimientos nutricionales son superiores.

Los especialistas han indicado que se debe dar una transición adecuada entre los patrones dietéticos desde los nueve meses de vida del bebé hasta los 3 años de edad, ya que los hábitos alimenticios que consigue el niño durante sus primeros años de vida tienden a tener repercusiones a lo largo de toda su adultez, e influyen de manera directa sobre la posibilidad de desequilibrio en el peso, obesidad y todo tipo de problemas de salud como hipertensión, diabetes y problemas cardíacos, entre otros. Los datos ofrecidos con este estudio han vuelto a poner el ojo sobre el creciente número de niños con obesidad en el país, algo que ha ido en aumento en los últimos 30 años.

En la actualidad es España quien se queda con el puesto del segundo país europeo con mayor tasa de sobrepeso y obesidad durante la infancia, primero en la lista se encuentra Grecia. Lo cierto es que sumada a una mala nutrición general, los niños españoles cuentan con una predisposición genética a la obesidad, por lo tanto las medidas que deben tomarse tienen que ser extremas para procurarles una dieta equilibrada y un estilo de vida que les permita convertirse en personas saludables.

Para tener en cuenta en los primeros años de un niño, la ingesta de proteínas debe ser de 1,5 gramos por kilo de peso y día, por lo que un pequeño de entre 1 y 3 años debe consumir una media de 15 gramos, sabiendo eso cabe destacar que un vaso de leche de vaca son 6 gramos y un filete de ternera otros 15 gramos, por lo que solamente con eso se supera la cuota diaria necesaria, y se produce un exceso, que día tras día puede provocar degeneraciones en el peso.

Vía | ABC
Foto | deanwissing de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...