El 5% de los niños sufre de ojo vago

Se ha presentado el ‘Manual práctico de oftalmología pediátrica y estrabismo’, que aborda como tema principal el tratamiento que se debe realizar de forma oportuna a los niños que padecen de ojo vago, problema de la vista que también se conoce como ambliopía y que de no ser tratado a tiempo puede provocar problemas en el desarrollo infantil.

En otras oportunidades hemos hablado de las enfermedades visuales que mayormente afectan a los niños y que de no ser atendidas a tiempo pueden provocar problemas en sus habilidades, sus estudios y desarrollo. Hoy nos enfocaremos en uno de esos problemas en particular que afecta al 5% de los niños, el ojo vago es una patología que puede ser tratada si se detecta a una edad temprana, ya que de otra forma puede provocar grandes pérdidas de visión.

El ojo vago es también denominado como ambliopía, y los expertos en el tema indican que si no se trata a tiempo es la causa más frecuente de pérdida de agudeza visual durante la infancia, la que posteriormente no se recupera nuevamente, por eso los padres deben estar atentos a si sus hijos presentan este problema, ya que atendidos oportunamente se puede salvar el total de su vista.

La doctora Cristina Dualde ha presentado por estos días el ‘Manual práctico de oftalmología pediátrica y estrabismo’, en el que se indica que es sumamente importante estudiar a fondo esta patología ya que no corregir los defectos de refracción a edades tempranas puede afectar el desarrollo intelectual del niño, y una vez que crece, ya no hay tratamiento posible.

“La convicción de que los niños no son adultos en miniatura y, por tanto, el manejo del paciente pediátrico es completamente diferente del adulto, tanto en su contexto clínico como emocional”.

El manual nombrado anteriormente ha sido desarrollado gracias al trabajo de más de 30 oftalmólogos pertenecientes a los principales hospitales de la Comunidad Valenciana y ha contado con el apoyo editorial de la Fundación Oftalmológica del Mediterráneo, y se trata de una poderosa y muy valiosa herramienta gestada para que los especialistas médicos tengan una base fundamental a la hora de tratar a los pequeños con este problema, ya que se requiere abordar un tratamiento que depende en gran medida de la colaboración que aporte el pequeño paciente.

“Es importante ganarse la confianza del niño, ya que cuanto más colabore, mejor se podrá explorar”…”El tiempo de cooperación es oro y hay que intentar alargarlo mediante pequeños trucos”.

Vía | Actualidad
Foto | dreamylittledancer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...