El 30% de los padres suecos tienen sexo mientras comparten la cama con su bebé

Un estudio ha revelado que los padres suecos mantienen una activa vida sexual luego del nacimiento de sus niños e inclusive tienen sexo mientras comparten la cama con sus hijos.

En este caso la noticia no viene por el lado de si es conveniente o no compartir la cama con el bebé, algo que por cierto muchos especialistas no aconsejan ya que se ha determinado que pone en riesgo la vida del pequeño aumentando sus posibilidades de muerte súbita o de sufrir accidentes como caídas y asfixia, entre otras cosas. La noticia en esta ocasión es sobre cuales son las actitudes de los padres que comparten la cama con sus hijos.

Un estudio realizado en algunos países del mundo ha determinado que el 30% de los padres en Suecia confirma que mantienen de manera frecuente relaciones en la cama que comparten con sus niños mientras estos están durmiendo, algo que no sucede en comparación con otros lugares como Estados Unidos o Australia, donde los padres entrevistados han indicado que durante la primera infancia incluso la vida sexual es casi nula, y en un alto porcentaje deciden dormir hasta en camas separadas.

Se sabe que Suecia es un país que toma la sexualidad desde otro punto de vista, la educación sexual que se enseña a los jóvenes es diferente en criterios a la que conocemos en el resto del mundo, con eso no queremos decir que es peor ni mejor, pero la realidad nos demuestra es que tiene uno de los índices mundiales más bajos en cuanto a embarazos adolescentes, enfermedades de transmisión sexual, acoso y abuso sexual, comparado a los otros países de occidente, por lo que en algún punto su estilo es realmente efectivo.

Es un país que se ha demostrado como vanguardista en políticas sociales y en materia de salud, además las mujeres gozan de un sistema de licencia de maternidad único en su tipo, ya que según lo decida la pareja, se puede quedar con su hijo hasta 2 años percibiendo de igual manera su sueldo sin riesgo alguno de perder su trabajo, y volviendo a sus tareas una vez pasados estos años claves en el desarrollo de los niños. Será acaso por estos permisos que los padres pueden relajarse mucho más, mantenerse lejos del estrés y mantener intacto su apetito sexual incluso poco después del nacimiento de su bebé.

La encuesta fue publicada en la revista “Mamá”, y además de definir la existencia y frecuencia de tales encuentros sexuales, se los dividió en categorías, por lo que por ejemplo mientras en Estados Unidos y Australia el sexo era poco frecuente y categorizado como “satisfactorio”, en Suecia el sexo era practicamente cotidiano y definido entre “bueno” a “muy bueno”.

Lo cierto es que sigue llamando la atención el hecho de que el acto tenga lugar mientras su hijo duerme en la misma cama, pero los especialistas indican que eso sucede en casos de familias con hogares pequeños o con más hijos, además de en casos donde el presupuesto no ayuda para por ejemplo, dejar a los pequeños con alguien mientras ellos pueden encontrar otro sitio donde mantener relaciones. De todas formas hay que tener en cuenta de que aparentemente en este país el sexo no es tabú para la infancia, por lo que los especialistas indican que según esta cultura los padres suecos no son necesariamente unos degenerados por sus decisiones.

Vía | El Civico
Foto | TheodoreWLee de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...