El 30% de los niños sufre trastorno del habla

Cuando un niño presenta dificultades en el habla, un retraso fonético o evidentes problemas a la hora de comunicarse es necesario que sus padres consulten con un profesional de forma urgente para solucionar este problema.

habla

El Colegio de Fonoaudiólogos de la ciudad de La Plata en Buenos Aires, Argentina, ha indicado que se presume que en líneas generales el 30% de los niños, ya sea en ese país o en el resto del mundo, presenta trastornos del habla, un problema que les presenta dificultades tanto en sus posibilidades para hablar como para utilizar lenguaje, sobre todo entre los 3 y los 6 años de edad.

Los datos han surgido de los registros del Programa de Sanidad Escolar sobre la información de un total de 192 niños estudiados, todos ellos pertenecientes al primer grado en cuatro diferentes escuelas públicas. Del total se encontró que 79 de ellos tenía alguna patología fonoaudiológica y 63 tenían problemas articulatorios durante el habla.

Los voceros del estudio informaron:

“Por su consecuencias en su comunicación y aprendizaje en que derivan es un porcentaje muy alto para una edad tan crítica e importante en un niño”… “El abanico importante de dificultades, de mayor o menor relevancia, que se pueden presentar en niños de estas edades van desde ausencia del lenguaje hasta un problema de tipo articulatorio”…”lo mejor es consultar a un profesional fonoaudiólogo ante cualquier duda”.

La especialista en fonoadiología infantil, la licenciada María Silvia Cesanelli, explica al respecto:

“a los tres años es importante observar cómo se comunica el niño y que haya buena comprensión y también que las frases que organiza tengan todos sus componentes (verbos, sustantivos, adjetivos, nexos)”.

Un niño que tiene este tipo de problemas puede presentar un retraso en la emergencia del habla, es decir, que hablan poco debido a una falta de estimulación y del entrenamiento necesario que tienen que ver siempre con puntuales pautas de crianza, es decir, la dificultad puede tener que ver con el entorno en el que el niño se desarrolla, causa de su retraso fonético y fonológico, algo que los adultos deben contemplar y solucionar.

“Es frecuente que a los cuatro o cinco años continúen dificultades en la articulación correcta de ciertos fonemas (r, ch, s) y la importancia de la derivación antes del colegio primario es que el niño necesita tener una articulación adecuada para adquirir la lectoescritura, puesto que de otra manera, escribe como habla y pasa sus errores a la escritura”… “si un niño tiene dificultades de comunicación o del lenguaje hay consecuencias relacionadas con la imposibilidad de comprender lo que dice el otro o de armar una frase adecuadamente para ser entendido”…”Algunos niños requieren de un sistema alternativo de comunicación, en caso de trastornos del lenguaje como dispraxias verbales o agnosias auditivas”…”Es muy cierto que resulta gracioso escuchar a un niño que habla mal pero no hay que desconocer que estos desajustes lingüísticos que se prolongan en el tiempo pueden ser una secuencia de dificultades que lo acompañarán al niño en todo su desarrollo y aprendizaje”…”a medida que ese niño participe cada vez más del medio social que funciona fuera de su hogar, más necesitará hacer uso de su lenguaje para comunicarse con sus pares e integrarse”…”Los niños que hablan mal, deben soportar seguramente las bromas de sus compañeros, suelen aislarse cada vez más y optan por quedarse callados, es decir, deciden no hablar, no jugar, cambian en su comportamiento y en el rendimiento escolar”.

Los expertos indican que resulta en algo fundamental que los padres consulten con un especialista de forma oportuna al detectar alguna de estas dificultades en la vida del niño ya que no son otra cosa que motivos de alarma para actuar al respecto.

“resulta clave la derivación a un fonoaudiólogo especializado en lenguaje para que este evalúe si las dificultades requieren de tratamiento y estimulación o de pautas a los padres para una estimulación adecuada en la casa”…”Es frecuente que a los 4 o 5 años continúen dificultades en la articulación correcta de ciertos fonemas (r, ch, s) y la importancia de la derivación antes del colegio primario es que el niño necesita tener una articulación adecuada para adquirir la lectoescritura, puesto que de otra manera, escribe como habla y pasa sus errores a la escritura”.

Vía | La Nueva
Foto | Heather Ruiz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...