Ejercicios para niños autistas

Los niños que nacen con autismo son sumamente propensos a desarrollar sobrepeso u obesidad, por eso las familias deben tener en cuenta diversas rutinas de ejercicios para ponerlos en forma desde la comodidad del propio hogar.

En los últimos tiempos mucho se ha avanzado en lo relacionado a conocer e interpretar la forma de vida que tienen los niños que padecen autismo, ofreciendo herramientas a las familias para aprender a comunicarse con sus pequeños y entrar de alguna forma en su particular “sintonía”, conseguido esto se puede nutrir cada vez más la relación del niño con su entorno.

En la actualidad los porcentajes de infancia con autismo son realmente altos, y los niños que padecen este trastorno no solamente se enfrentan al problema de vivir de una forma diferente a la del resto, sino también a otros inconvenientes en su salud, ya que más de la mitad de los niños autistas son también niños obesos, con las complicaciones que esto representa para cualquier persona, ya que se desarrollan con una salud mucho más frágil, con la posibilidad de desarrollar diabetes o enfermedades circulatorias, en los huesos y en las articulaciones.

Las estadísticas son realmente alarmantes, por eso los expertos recomiendan a las familias que tomen cartas en el asunto y les ofrezcan a sus niños no solamente la mejor nutrición sino también la posibilidad de realizar actividad física que los mantenga en forma, de forma sencilla se puede incorporar a la vida diaria una rutina de ejercicios especialmente diseñada para niños autistas con la idea de mejorar su calidad de vida.

El ejercicio es sumamente importante en la vida de un niño con autismo, ya que no solamente lo ayuda a mantener un peso saludable, sino que además mejora notablemente sus habilidades motoras y la calidad de su tono muscular, lo que poco a poco lo va haciendo crecer sano y fuerte, canalizando su energía al mismo tiempo, lo que lo ayuda a eliminar conductas negativas y autodestructivas con la posibilidad de mejorar en sus habilidades sociales.

La experta en fitness Suzanne M. Gray ha diseñado rutinas de ejercicios especiales para niños con autismo a lo largo de 30 años de experiencia en su carrera, lo más novedoso al respecto es su proyecto ‘Five to Stay Alive’ que ofrece actividades para hacer en el hogar.

Entre las recomendaciones destaca el sacar al niño a dar una vuelta a la manzana, crear una rutina que se repita a diario será sencillo de asimilar para el pequeño y tendrá la gran ventaja de poner en movimiento el cuerpo mientras camina y va quemando calorías.

Otro ejercicio recomendado es el de levantar la barra, para eso hay que motivar al niño para que levante del piso una barra de madera por encima de su cabeza, se puede realizar en familia en forma de juego, el niño se sentirá partícipe de la situación y más adelante se puede sustituir la barra de madera por pequeñas pesas para infantes.

Las flexiones de brazos son realmente positivas en el entrenamiento del niño autista, lo mejor es empezar por unas pocas e ir aumentando con el correr del tiempo. Lo mismo con las sentadillas, para esto se necesita una silla para que el pequeño se pueda sostener y flexionar las rodillas una y otra vez, esto fortalece sus extremidades inferiores y los vuelve más atléticos.

Bailar, saltar, correr, todo es positivo siempre y cuando se realice con cuidado y acompañando al niño en todas sus actividades, la experta determina:

“Los padres que fomentan el ejercicio diario en los niños con autismo ayudan a ejorar los desequilibrios musculares, habilidades motoras deficientes, malas posturas y otras trampas comunes del cuerpo”.

Vía | Univision
Foto | courosa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...