Ejercicios durante la lactancia no afectan al bebé

Los médicos han comprobado que no existe riesgo para el bebé en casos en los que mujeres que se encuentran dando el pecho decidan hacer ejercicio a diario.

Las mujeres que ya hayan tenido a su bebé y se encuentren en el proceso de la lactancia deben saber que pueden realizar ejercicio físico sin que eso represente ningún tipo de problema para el pequeño, ya que eso no afecta de ningún modo el crecimiento del niño según confirma un nuevo estudio de la Universidad de Birmingham, Reino Unido.

El estudio se ha basado en el análisis de un grupo de ensayos clínicos que evaluaban el crecimiento de los bebés nacidos de mujeres que amamantaban y hacían rutinas de ejercicio físico, por lo que al combinar los resultados se pudo comprobar que no existe evidencia concreta de que el ejercicio que pueda realizar la madre pueda retrasar el aumento del peso de sus niños.

Se consiguió emitir un promedio que indicaba que los bebés de las mujeres que hacían ejercicio podían engordar inclusive un poco más que los bebés de madres sedentarias que no hacían ejercicios, pero en base a eso los especialistas explicaron que esa diferencia podía deberse solamente al azar, ya que en promedio solamente se registró una diferencia de 18,6 gramos en total.

La investigación determina que una mujer puede realizar ejercicios luego del parto sin que eso represente un problema, aunque los médicos coinciden en que deben comenzar con esas actividades de forma gradual luego del parto, comenzando por ejemplo con caminatas diarias de 15 minutos y luego agregar dos minutos cada día hasta llegar a caminatas de 45 minutos en total, y siempre tener en cuenta comenzar con estas rutinas un par de semanas luego de haber comenzado la lactancia.

La duda se ha venido elaborando en los últimos años, de hecho para comprobar los datos se tomaron en cuenta ensayos clínicos que se realizaron entre 1994 y 2009, cada uno de ellos basados en el estudio de un grupo de mujeres sedentarias que se encontraban amamantando a sus niños y que se les indicó a solamente algunas de ellas elegidas al azar que comenzaran una rutina de ejercicio diaria de esfuerzo moderado.

La autora del estudio, la Dra. Amanda J. Daley explicó:

“De modo que el ejercicio materno no sería negativo para el aumento de peso del bebé, aunque necesitamos contar con más estudios antes de llegar a una conclusión definitiva”.

Vía | Médicos consultores
Foto |  666isMONEY ☮ ♥ & ☠ de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...