Donald Trump quiere frenar la promoción de la lactancia materna

Donald Trump ha vuelto a ser el centro de atención por una lamentable actuación, en esta ocasión ha intentado frenar la promoción de la lactancia materna, oponiéndose a la resolución de la OMS para proteger, promover y apoyar la lactancia materna, limitando la promoción de la leche de fórmula. La razón es puramente política, proteger los intereses económicos de las grandes compañías dedicadas a la elaboración de productos de alimentación infantil, algunas le ayudaron en su camino a la Casa Blanca.

Resolución para proteger la lactancia materna

A estas alturas pocos se pueden sorprender de las declaraciones y decisiones que toma el presidente estadounidense Donald Trump, mientras que varios gobiernos intentaban aprobar una resolución de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para proteger, promover y apoyar la lactancia materna, limitando la promoción de la leche de fórmula, la administración estadounidense intentó frenar la resolución, pero sin éxito.

La lactancia materna se politiza en manos de Donald Trump, algo fácil de entender, ya que es un presidente a favor de las empresas y los empresarios, no le importa enfrentarse a expertos, evidencias y verdades como puños en favor de compañías como Abbott Laboratories dedicada a la alimentación infantil y patrocinador de la campaña que llevó al poder al presidente de Estados Unidos.

Donald Trump quiere frenar la promoción de la lactancia materna y no ha dudado en amenazar a los países la apoyan y a la propia OMS, amenazó con sanciones comerciales, con la retirada de ayuda militar de importancia e incluso con la retirada de fondos que proporciona a la OMS, merece la pena destacar que es el país que más contribuye con esta organización aportando un 15% de su presupuesto. Se puede hablar de un chantaje a la salud y al buen desarrollo de los niños, en favor de las grandes compañías que producen alimentos sustitutivos de la leche materna, un intento de anular décadas de trabajo en favor de la lactancia.

Es lamentable que la administración de Donald Trump se alíe con los intereses corporativos, dejando a un lado los temas de salud pública y medioambientales, Estados Unidos ha intentado descaradamente usar su poder diplomático (si es que se puede llamar así) para obligar a las naciones más débiles a otorgar acceso a sus mercados, incluso si eso significa que pondrán en peligro a sus bebés. Para este presidente lo principal es el beneficio económico, las personas no valen nada, y menos los niños, así lo ha demostrado con este intento de chantaje y con otras acciones que ha llevado a cabo.

Trump ha mostrado que la lactancia materna es una herramienta política, basta con decir que ante sus amenazas, una docena de países, sobre todo países pobres de África y América Latina, ante el temor de sus represalias optaban por no respaldar la propuesta. Muchos expertos en nutrición comentan que la postura del presidente sugería una falta de conocimiento sobre la lactancia materna, así como desconocimiento de la historia de la comercialización de la leche de fórmula en los países en vías de desarrollo. En estos países el preparado se realiza en muchas ocasiones con agua que no es potable, lo que obliga a depender exclusivamente de la lactancia materna. Según leemos aquí, varios estudios han demostrado que han muerto miles de bebés en estos países debido a la introducción de la leche de fórmula.

El presidente posiblemente tenga conocimiento de estos hechos, pero no le importa, sólo piensa en respaldar a las grandes empresas y a sus intereses económicos, esta es otra de sus lamentables actuaciones como presidente, se puede decir casi con toda seguridad que es el peor dirigente que ha podido tener Estados Unidos, sin embargo, esto no es algo que compartan todos los habitantes del país, de hecho, se dice que es muy posible que vuelva a gobernar otros cuatro años, lo que daría mucho que pensar de Estados Unidos.

Aunque lo intente, no va a poder luchar contra la verdad, la leche materna es el mejor alimento que se le puede ofrecer a un bebé y por mucho que lo intente, no logrará frenar el consenso de la mayoría de países del mundo sobre la protección de la lactancia materna, esperemos que no repita mandato en la Casa Blanca.

Foto | Gage Skidmore

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...