Directrices de la OMS para los anuncios de comida basura dirigidos a los niños

La OMS ha publicado una serie de directrices que todos los países podrán utilizar como una herramienta para evaluar con detalle la exposición de los niños a los anuncios de comida basura. Una vez recogidos los datos, el siguiente paso será crear un protocolo de actuación a nivel internacional que sea eficaz a la hora de frenar la exposición de los niños a este tipo de publicidad.

Publicidad de comida basura

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha publicado una serie de directrices para los anuncios de comida basura dirigidos a los niños que se pueden ver a través de la televisión o internet. Estas directrices se enmarcan en un protocolo que representa un paso más en la lucha contra la publicidad de alimentos que tienen un alto contenido en azúcares, grasas o sal. La OMS ha creado una herramienta de investigación estandarizada para que sea utilizada por los gobiernos y las partes interesadas, a fin de estudiar y analizar en profundidad donde y a través de qué canales se están publicitando y comercializando los denominados ‘alimentos basura’, captando la atención de los niños.

La mayoría de los datos de los estudios que se han realizado sobre la venta de alimentos y bebidas proceden de países industrializados con altos ingresos y sobre todo de habla inglesa, la organización considera que es necesario contar con datos de otros países con carácter urgente a fin de poder llevar a cabo políticas capaces de proteger mejor a los niños de la comida basura.

Con esta herramienta se podrán recoger datos de diferentes países y crear un protocolo internacional, ya que por el momento los protocolos de seguridad son llevados a cabo de forma individual por cada país. Por otro lado, antes es necesario apoyar los procesos para la elaboración de políticas nacionales, a fin de poder construir una imagen más representativa a nivel global de las actividades que llevan a cabo las empresas para poder comercializar alimentos y bebidas que son considerados insalubres.

Según algunos expertos que trabajan para organizaciones como Action on Sugar (AoS), organización formada por investigadores que estudian los efectos del consumo de azúcar en la salud, esta nueva herramienta creada por la OMS es muy necesaria para poder luchar contra todas las formas de publicidad, que utilizan las empresas de comida basura y que logran captar la atención de los niños. Esta organización considera que del mismo modo que se prohíbe la publicidad del tabaco, se debería hacer lo propio con la publicidad de este tipo de alimentos, ya que son responsables de una elevada tasa de enfermedades y muertes.

A este tipo de medidas y a los deseos de la OMS se oponen otros expertos que argumentan que la restricción de esta publicidad es un tipo de censura, y que no se ha demostrado que logre reducir el consumo de alimentos y bebidas poco saludables. Consideran que son los padres los que deben vigilar la alimentación de sus hijos y guiarles sobre lo que es o no saludable, ya que cuando son algo más independientes deciden lo que quieren comer en base a sus experiencias, no a la publicidad que han visto. Consideran que es una restricción a la libertad y, por tanto, el veto a la publicidad no debería ser considerado, se puede decir que están hablando en representación de esta industria.

Al margen de estas declaraciones con las que están de acuerdo muy pocas personas, hay que decir que el sistema propuesto por la OMS será de gran ayuda, ya que determinará hasta qué punto están expuestos los menores a este tipo de publicidad en cada país, tanto en televisión como en internet, en este último caso se recomienda analizar en profundidad los contenidos publicitarios que aparecen en las webs más visitadas por los niños. Una vez recogidos todos los datos y según leemos aquí, se podrán categorizar por duración, tipo, naturaleza del anuncio, si se apoyan o no en personajes infantiles, etc., de este modo se podrá crear política a nivel internacional más coherente sobre la publicidad de comida basura.

A través de este enlace (Pdf) podréis acceder a las nuevas directrices creadas por la OMS sobre este tema.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...