Desarrollan dispositivo para ayudar a los bebés prematuros

Existen novedades realmente positivas en el mundo de la medicina actual ya que un grupo de Académicos de la Universidad Iberoamericana han desarrollado un dispositivo mejorado especialmente desarrollado para ser funcional a los bebés prematuros, para darles soporte vital y ayudarlos a recuperarse de forma más rápida y contenida.

El nuevo sistema se diferencia en principio por permitir a los bebés recién nacidos de manera prematura permanecer en posición fetal, algo realmente positivo ya que los ayuda a mantener un equilibrio psicológico natural mientras se regula la temperatura corporal y les brinda la posibilidad de sentir que aún se encuentran cómodos y protegidos dentro del vientre de su madre, algo que emotivamente los ayuda a evolucionar mejor.

El objetivo principal fue el de brindar un ambiente menos hostil para el niño prematuro, teniendo en cuenta el dificil momento por el que pasa al llegar al mundo antes de tiempo, por lo que lo que se busca es que esté lo más cómodo posible para un mejor desarrollo en sus primeros días de vida, que en la mayoría de los casos son determinantes.

El dispositivo ha sido bautizado con el nombre de “Cacoon”, y ha sido diseñado por Úrsula Mendoza Gunther, alumna de séptimo semestre de la Licenciatura en Diseño Industrial de la Universidad Iberoamericana para ser presentado a la convocatoria de la empresa Polioles, que invitó a todos los alumnos de la Ibero a desarrollar mobiliario y accesorios novedosos y funcionales.

Su nombre resulta de la mezcla de las palabras “cama” y “cocoon” que quiere decir capullo, y se trata de una base realizada con resistente plástico ABS dentro de la cual se puede colocar al niño, una vez en su interior el recién nacido es rodeado por un tubo de espuma de poliuretano moldeable que lleva un alambre en su interior para darle la forma deseada, la misma lo protege y ayuda a que se mantenga en la posición adecuada.

El Cacoon queda suspendido a unos cuantos centímetros de la superficie de la incubadora gracias a sus paredes internas gracias a un sistema de ventosas que pueden soportar hasta los 20 kilogramos, más que suficiente para brindar soporte a un bebé prematuro. Las enfermeras y encargados de neonatología pueden encargarse de mecer el dispositivo de vez en cuando para que el niño sienta la sensación de suspensión que tenía dentro del útero de su madre.

Vía | Crónica

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...