Dejar llorar al bebé para que se calme solo le generaría estrés

Desde hace mucho se maneja la teoría de que la mejor manera de criar a un bebé es permitiendo que aprenda a controlar sus emociones y miedos por sus propios medios, es por eso que muchos especialistas en diferentes momentos han indicado que lo mejor cuando lloran es dejarlos por su cuenta para que se calmen solos sin la intervención de sus padres. Este tipo de consejos relacionados a dejar llorar al bebé siempre ha generado debates, mientras para algunos tiene mucho sentido, para otros en cambio se les representa como toda una maldad en contra del pobre niño que necesita de sus padres.

La noticia es que como la lógica nos dicta, parece ser que esta técnica es sumamente desaconsejable dado que lejos de brindarles herramientas útiles de control sobre si mismos, los bebés son víctimas de grandes dósis de estrés ya que cuando los bebés lloran hasta dormirse aumentan en su organismo los niveles de cortisol, que es reconocida como la hormona del estrés, y su organismo puede tardar varios días en eliminarla de su sistema, por lo que puede sentirse depresivo, triste y desinteresado en general, algo muy negativo ya que a largo plazo el aumento de hormonas puede afectar el desarrollo del cerebro de los pequeños.

Todo esto se ha podido comprobar gracias a la investigación desarrollada por la Universidad del Norte de Texas, en Estados Unidos, un estudio del que participaron bebés con edades entre los cuatro y los 10 meses. A cada uno de ellos se los dejó en una cuna solos y sus madres permanecieron en un cuarto cercano, donde se podía escuchar perfectamente el llanto de sus pequeños, pero estas no estaban autorizadas para asistirlos y consolarlos en ninguno de los casos. Para poder conseguir parámetros de control se les midió tanto las madres como a los bebés sus tasas de cortisol la primer noche del estudio y la tercer noche, a su fin.

Hacia el tercer día de estudio se pudo comprobar que en efecto los bebés se quejaban menos, ya que habían aprendido que aún llorando sus madres no corrían a socorrerlos, por lo que lidiaban con su llanto ellos solos, con elevada cantidad de hormonas en su sistema. Las madres por su parte demostraron una disminución en los niveles de la hormona del estrés, lo que indica que se relajan ante la ausencia del llanto de sus hijos, por lo que sería una técnica más conveniente para los adultos que para los infantes.

La investigadora Wendy Middlemiss, indicó:

“Aunque los niños no han presentado sugerencias conductuales que estaban experimentando dificultades para dormir, siguen experimentando altos niveles fisiológicos de angustia”.

Vía | Vida y Estilo
Foto |  Chalky Lives de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...