Cuidado con los juguetes peligrosos

Cada año conocemos noticias de juguetes peligrosos que han logrado introducirse en el mercado español, son juguetes con los que hay que tener cuidado, y para evitarlos, nada mejor que seguir las recomendaciones que proporcionan agencias como la Aecosan (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición).

Risgos con los juguetes de importación

Como cada año por estas fechas, se incrementa el número de alertas sobre productos no alimenticios, especialmente juguetes, por lo que a la hora de realizar su compra hay que tener muy presente que estos productos cumplan con las reglas legislativas que garantizan su calidad y seguridad, el sello de la Comunidad Europea, instrucciones de uso en el idioma nacional, descriptiva e información detallada del artículo, etc.

Según la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), el pasado mes de noviembre se incluyeron 48 alertas de las que 26 correspondían a juguetes que pueden suponer un riesgo para los niños por diferentes motivos. Como ya es habitual, la mayoría de los artículos procedían de China, algo que ocurre cada año y que parece que no tiene solución. Algunos productos se lograron detectar en la frontera del país y se rechazó la entrada, pero otros se detectaron en el mercado interior, lo que muestra que a la aduana se le escapan muchos artículos, por lo que los padres deben tener cuidado con esos juguetes peligrosos

Según la Aecosan, el elevado número de notificaciones por irregularidades en los juguetes responde a la vigilancia especial que se realiza por ser productos dirigidos a una población vulnerable. Queremos creer que esa vigilancia especial se mantiene durante todo el año y no sólo en el periodo de la campaña navideña, de todos modos y dado el enorme volumen de artículos que se importan, nos parece una cifra muy pequeña de incautaciones, seguramente más de un juguete habrá superado las barreras de control y estarán en el mercado.

Entre los juguetes incautados aparecen ‘El gran laboratorio de ciencias’ de la marca Lisciani, un tambor de juguete de ‘Shimmer & Shine’ de Reig Musicales, un ‘Juego de diana con dardos imantados’ de la marca Atosa, un ‘Cochecito Cars’ de IMC Tois, etc. En este enlace podéis conocer la relación de juguetes peligrosos. Sobre el número de alertas por productos no alimentarios, China es el país que encabeza más alertas con diferencia, de las 48 alertas, 30 eran de este país, seis no tenían origen concreto, cinco procedían de España, dos de Alemania y uno de diferentes países, Italia, India, Francia, etc.

A continuación os transcribimos una serie de consejos facilitados por la Aecosan sobre la seguridad de los juguetes:

Compre siempre los juguetes en tiendas o a proveedores en línea que sean de confianza

Estos son especialmente cuidadosos con la elección de los juguetes que venden y normalmente aceptan devoluciones. Sin embargo, los comerciantes poco escrupulosos suelen ignorar las instrucciones de salud y seguridad y puede que incluso comercien con falsificaciones de juguetes. Compruebe atentamente los juguetes comprados en línea, los que les regalan a los niños y los comprados de segunda mano.

Lea todas las advertencias e instrucciones

Tenga en cuenta las recomendaciones sobre la edad y la seguridad y tómeselas en serio. No compre nunca juguetes que no lleven claramente el marcado CE en el mismo juguete o en su embalaje. Aunque el marcado CE no está pensado para servir de orientación al consumidor, sí es un compromiso del fabricante del juguete de que este cumple con todas las reglas de seguridad de la UE, que son de las más estrictas del mundo.

Elija juguetes adecuados para la edad, la capacidad y la destreza del niño

Los juguetes que no están destinados al grupo específico de edad del niño pueden provocarle lesiones. Asegúrese de seguir las recomendaciones de edad, especialmente el símbolo 0 a 3 (véase a la derecha) y las palabras «no es conveniente para niños menores de 36 meses» acompañadas de la indicación del peligro.

No compre juguetes que contengan piezas pequeñas desmontables para niños menores de 3 años, ya que estos suelen meterse los juguetes en la boca y podrían asfixiarse con ellas.

Lamentablemente y a pesar de que estas recomendaciones se proporcionan cada año, algunos padres no las tienen en cuenta y terminan adquiriendo juguetes que suponen un riesgo para sus hijos. Como cada año, recomendamos encarecidamente seguir los consejos y no pensar en el dinero que se puede ahorrar por comprar productos dudosos, es algo que no compensa. Podéis conocer más detalles de las alertas, así como otros consejos facilitados por la Aecosan, a través de su página web.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...