Con imaginación se mejora la alimentación infantil

Mejorar la dieta infantil

Hoy se celebra el Día Nacional de la Nutrición bajo el lema: Aprender a comer es aprender a crecer, con motivo de este día, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) nos ofrece una serie de recomendaciones interesantes para mejorar la alimentación infantil. Como sabemos, en ocasiones dar de comer a nuestros hijos puede resultar complicado, sobre todo si queremos darles aquellos alimentos que necesitan para su desarrollo y buena salud.

La paciencia es una gran aliada a la hora de dar de comer a los pequeños, no se trata de obligar a que coman, en el momento que impones el placer de comer desaparece, por eso hay que conseguir que acepten los alimentos que necesitan para crecer sanos. Con imaginación se puede mejorar la alimentación infantil, algunos alimentos que en principio son rechazados por los niños, pueden ser aceptados si los cocinamos de formas diferentes o los combinamos con otros alimentos. La presentación también juega un papel muy importante, recordemos como preparan el almuerzo las madres japonesas a sus hijos, almuerzos que se podrían considerar obras de arte, pero cuya única finalidad es hacer más apetecibles los alimentos que no serían tan fácilmente aceptados.

La dieta tiene que ser variada y debe incluir todo tipo de alimentos, respetar la estacionalidad es también muy importante, por ejemplo, las frutas de temporada resultan más dulces y jugosas y se incrementan las posibilidades de que las disfruten y acepten de mejor grado. El pescado es muy importante en la dieta por todos los beneficios que ofrece, para introducirlo en la alimentación, es interesante elegir un tipo de pescado que sea más fácil de comer y con un sabor suave.

La OCU ha resumido conclusiones y ofrecido consejos a partir de los comentarios que han realizado los seguidores en su grupo de Facebook. Con motivo de la celebración del Día de la Nutrición, la OCU formuló varias preguntas, ¿cuál es la comida favorita de tus hijos?, ¿cómo conseguiste que tus hijos comieran un alimento que rechazaban?… la participación ha sido elevada y las respuestas interesantes, algunas sorprendentes por salirse del patrón general, algunos niños disfrutaban cenando huevos revueltos con pisto, sin embargo la gran mayoría rechaza frutas, verduras y pescado. Como decíamos, cambiar la forma de cocinar ayuda, algunos niños que rechazaban la verdura, se la comen bien en puré, el mismo truco se puede aplicar a las legumbres.

Las comidas preferidas de los niños son las pizzas, el arroz con tomate o la pasta, como siempre se destacan algunas excepciones, algunos niños prefieren las lentejas que preparan sus madres, otros son verdaderos gourmets y están ávidos de probar nuevos bocados, aunque son una minoría. En el artículo de la OCU podemos conocer gustos, tendencias y opiniones, pero nos quedamos con las recomendaciones que ofrece esta organización y que os transcribimos a continuación:

• Los niños no se resisten a un buen plato de pasta o de arroz. Los hidratos de carbono, que forman la base de nuestra dieta, tienen que estar presentes y estos cereales nos permiten una gran cantidad de preparaciones culinarias para que sea variada la dieta. Pero no hay que olvidarse de otros alimentos imprescindibles, como el pan, las patatas y las legumbres.

• Las frutas y las verduras tienen el injusto galardón de ser los alimentos más rechazados por los más pequeños. Esto no quita que en algunas casas no haya suficiente para ellos y sea necesario decirles basta. Esto demuestra que el binomio niños-verdura/fruta no es un mito. Nuestro calendario de frutas y verduras nos puede ayudar a buscar el mejor momento para elegir estos alimentos, fuentes de vitaminas, minerales y fibras, entre una larga lista de nutrientes: si compramos la fruta o la verdura en su temporada nos será más fácil introducirla en la dieta.

• El pescado es otro de los ‘patitos feos’ totalmente inmerecido, ya que su proteína de alto valor biológico y su grasa saludable lo hacen imprescindible en la dieta de los más pequeños. La oferta del mercado es muy amplia. Nuestro informe sobre cómo elegir el pescado nos ayuda.

• ¿Y cómo conseguimos hacer que la dieta de los más pequeños sea lo más variada posible? Los padres nos dan sus trucos, en consonancia con lo que nos aconsejan los expertos. Uno de los ingredientes más importantes es la paciencia aderezada con un poco de psicología (algunos hablan de psicología inversa) y negociación. Todo ello acompañado de mucha imaginación en la cocina. Los padres le pierden el miedo a la cocina y consiguen transformar un puré en sopa o usan las verduras para preparar una exquisita salsa para los tan deseados macarrones. Así conseguimos que los niños siempre quieran las lentejas de su mami o la sopa casera de su papi.

• Aunque no estamos viviendo los mejores momentos para muchas familias, y las noticias nos hablan de niños que a duras penas no consiguen cubrir sus necesidades; no hay que olvidarse quecomer sano no tiene por qué ser caro.

A través del grupo de Facebook de la OCU podréis conocer todas las respuestas ofrecidas por los seguidores, seguramente con muchas de ellas os identificareis, además podréis conocer nuevos trucos para que los niños se coman la comida, como decíamos, con imaginación se mejora la alimentación de los niños.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...