Cocinita de juguete KidKraft con el asistente virtual Alexa

En la Feria del Juguete de Nueva York (Estados Unidos), la marca de juguetes KidKraft ha presentado una cocinita y una tienda de alimentación de juguete que tienen el asistente virtual Alexa. Con él, se pretende ofrecer a los niños y niñas una experiencia de juego más interactiva, divertida y educativa.

Juguetes con asistentes virtuales

Las cocinitas son un juguete con el que los niños juegan a imaginar que preparan las comidas, y esto favorece el desarrollo de la imaginación y las relaciones sociales, introduce los pequeños en el mundo de la cocina, etc. Pero, ahora, este tipo de juguetes fabricados normalmente con madera y/o plástico, dan un salto tecnológico que seguramente encantará a los más pequeños, es el caso de la cocinita de juguete KidKraft con el asistente virtual Alexa desarrollado por Amazon y utilizado por primera vez en los altavoces inteligentes Amazon Echo.

Gracias al asistente virtual Alexa, la experiencia de juego en la cocinita es mucho más realista, en realidad, el juguete integra un altavoz Echo, que deben adquirir los padres por separado e integrarlo en el juguete, que tiene diseñada una estantería específica para poder colocarlo. El altavoz interactuará con niños y niñas y les enseñará a preparar algunas comidas sencillas con un detallado paso a paso, les podrá explicar el origen de los ingredientes que utilicen, etc.

En el caso de que con la cocinita esté jugando sólo un niño o una niña, el comportamiento de Alexa variará para hacer aún más divertida la experiencia de juego, con chistes y bromas en relación a los platos que se están preparando. Como podéis ver en la imagen, la cocinita de juguete es bastante completa, cuenta con una nevera, un fregadero, fogones, un horno y un pequeño microondas. A esto hay que sumar los utensilios y accesorios habituales de juguete, que proporcionan una experiencia más realista y una serie de efectos sonoros como el sonido del agua al utilizar el fregadero, el sonido del agua en ebullición cuando una olla está sobre uno de los fuegos, etc.

La cocina integra identificación por radiofrecuencia (RFID), de ese modo se detecta cuando una olla se coloca bajo el grifo simulando que se llena de agua, y se activa el sonido del agua cayendo. Todo esto sumado a las capacidades de Alexa y a que el asistente recibe la información de las etiquetas RFID, convierten a una cocina de juguete tradicional en un juguete superior gracias a unas tarjetas que lee un lector especial colocado en la cocina. Cada tarjeta muestra la fotografía de la comida que se quiere preparar con la ayuda de asistente virtual.

Alexa en los juguetes

Alexa guiará a niños y niñas diciéndoles si deben coger una olla o una sartén, si algunos ingredientes se deben cortar, si la comida que se va a preparar cuenta con todos los ingredientes o falta alguno, lo que obligará a los niños a comprarlo en la tienda de juguete que se adquiere como parte del pack de juego. Esta tienda cuenta con diferentes ingredientes, incluidos los alimentos que están en un falso congelador. La compra se debe pasar por un escáner y se pueden llevar en una bolsa de tela reutilizable (enseñando a los niños la importancia de utilizar este tipo de elementos en vez de las bolsas de plástico). Después, basta colocar los ingredientes en la despensa de la cocina y Alexa podrá proseguir con las indicaciones para la preparación.

Alexa ofrece otros juegos para la cocinita de juguete como, por ejemplo, pedir a los niños que busquen determinados ingredientes en base a sus características, tamaño, color, forma… los peques tienen hasta tres oportunidades para encontrar el ingrediente y deberán pasarlo por un escáner. Según leemos aquí, KidKraft no es la única compañía juguetera que experimenta con el uso de asistentes inteligentes, cada vez más empresas aprovechan todo lo que brindan los asistentes virtuales para mejorar significativamente la experiencia de juego.

La cocinita y la tienda de juguete de KidKraft se presentaron en la Feria del Juguete de Nueva York y se lanzarán este año al mercado a un precio de unos 300 dólares (casi 280 euros), obviamente, el asistente encarece el juguete. Es probable que en poco tiempo el precio de los asistentes se reduzca, por lo que se podrán ofrecer juguetes con asistente virtual a precios mucho más accesibles y competitivos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...