Cirugías estéticas luego de tener al bebé

Una nueva tendencia se ha impuesto en España y es el de las cirugías estéticas luego del embarazo para que las mujeres recuperen la figura luego de dar a luz a sus bebés y se sientan más bonitas.

cirugias

Mientras algunas mujeres sienten que las marcas que deja en el cuerpo un embarazo son felices recordatorios de su maternidad, muchas otras en cambio las sufren y reniegan de tenerlas, echando de menos la forma en la que se veían antes de tener a sus bebés, por eso para ellas las cirugías estéticas luego del parto pueden ser una buena alternativa.

Existe una amplia gama de posibilidades para rejuvenecer el cuerpo tras un embarazo, entre las que destacan las cirugías abdominales y la abdominoplastía que tiene el objetivo de volver los tejidos del vientre a su lugar, eliminando las estrías y la flacidez de la piel, siendo otra de las preferidas la liposucción que se encarga de eliminar la grasa acumulada durante el embarazo.

El “mommy mekeover” es la forma en la que se denomina esta tendencia de devolver belleza al cuerpo tras el parto, y es algo que se ha puesto muy de moda en los Estados Unidos, haciendo lo propio en la actualidad entre las mujeres españolas, que se sienten tentadas a recurrir a las diferentes técnicas para recuperar el cuerpo que tanto añoran.

Es lo más normal del mundo que el cuerpo de una mujer cambie luego de atravesar un embarazo, algunas consiguen reponerse mucho más rápido, perder peso y tonificarse para verse y sentirse bien, pero otras en cambio encuentran imposible recuperar la figura, sin mencionar el exceso de piel y la flacidez que es la peor enemiga luego de dar a luz al pequeño.

Gracias a la cirugía estética estas mujeres que no disponen de la genética, la habilidad o la facilidad de volver a sentirse bonitas, pueden conseguir lo que tanto añoran, pero eso si, pasando por el quirófano para realizarse diversas prácticas que varían tanto en precio como en los resultados obtenidos.

Además de concentrarse en la zona del vientre, muchas mujeres solicitan ayuda para conseguir tener un busto bonito, por eso se levantan las mamas o se realizan implantes para conseguir un escote mucho más sugestivo, el que por lo general se pierde si se le da lactancia al pequeño. Lo mismo ocurre con el vientre que no consigue quedar firme, o la textura de la piel que se puede presentar con estrías, adiposidad o celulitis, todo tiene una solución quirúrgica.

Suponemos que en todos los casos lo mejor es esperar por lo menos a que el bebé sea un poco mayor para optar por someterse a cualquier tipo de cirugías ya que eso supone dolor y molestias, además de una incómoda recuperación posterior, y lo cierto es que es necesario que el bebé requiera toda la atención y cuidados por parte de su madre.

Vía | 20 Minutos
Foto | crystalohara

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...