Cementerio de mochilas escolares para recordar a los niños fallecidos en países en conflicto en 2018

Como parte de la campaña global #ENDviolence, UNICEF ha puesto en marcha una curiosa iniciativa para recordar a los niños fallecidos en países en conflicto en 2018, se trata de un cementerio de mochilas escolares que se ha instalado en la sede de las Naciones Unidas, enviando un claro mensaje a los líderes políticos del mundo.

Muerte de niños en países en conflicto

Coincidiendo con el inicio de la temporada escolar, UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) puso en marcha una iniciativa para pedir más protección para los niños que viven en países en conflicto. La organización ha instalado un cementerio de mochilas escolares en la sede de la ONU en Nueva York, que tiene el cometido de recordar a los niños fallecidos en países en conflicto en 2018, en total 3.758 mochilas que representan la pérdida sin sentido de miles de vidas, siendo un mensaje para los líderes mundiales.

Según el Informe Anual del Secretario General de 2019 sobre niños y conflictos armados, el año pasado más de 12.000 niños fueron asesinados o mutilados en zonas de conflicto, siendo el número más alto desde que las Naciones Unidas iniciaron un seguimiento y consiguiente denuncia de este problema. Hay que decir que esta cifra corresponde a incidentes verificados, por lo que es muy probable que el número de niños muertos o mutilados en estos países sea mucho mayor. Recordemos que hace algunos años nos hacíamos eco de la gran cantidad de niños que a efectos legales no existen, no han sido registrados al nacer.

UNICEF explica que los niños pagan un alto precio por la guerra en países donde actualmente existe un conflicto, por ejemplo Afganistán, la República Centroafricana, Somalia, Sudán del Sur, Siria o Yemen, entre otros, los ataques aéreos, las minas terrestres, los ataques con cohetes, los bombardeos, etc., provocan una mayor destrucción y también son responsables de la mayoría de las víctimas infantiles. Pero la verdad es que resulta complicado evitar estos conflictos en los países en vías de desarrollo, incluso interviniendo de un modo más contundente los líderes políticos de los países desarrollados.

La organización explica que los notables avances realizados en favor de los niños durante las últimas tres décadas, muestran claramente que reducir y acabar con estas muertes infantiles es una meta alcanzable, pero eso siempre que se aproveche la voluntad política para poner a los niños en primer lugar en las prioridades de los gobiernos. Pero, ¿cuántos gobiernos tienen esa voluntad? Lo cierto es que muchas veces se habla de temas que después parecen archivarse porque no interesan.

La foto de la iniciativa es impactante, esperemos que remueva conciencias y el mensaje llegue a los líderes políticos. Según la organización, mañana se desmontará el cementerio, pero las mochilas seguirán teniendo un papel importante, continuarán su viaje hacia otros países para crear conciencia y apoyar sobre el papel que tiene la educación para los niños. Recordemos que el acceso a la educación puede romper ese circulo vicioso del hambre y la pobreza, proporcionar a los niños recursos y oportunidades con la que ayudarse a sí mismos, a sus familias, a sus comunidades y a sus países.

A través de la página oficial de UNICEF podréis conocer más detalles de la iniciativa, ver fotos y vídeos sobre cómo se ha montado este peculiar cementerio, y conocer más información sobre la campaña global #ENDviolence en la que está enmarcada esta acción.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...