Ceder los días de vacaciones en favor de un compañero para que cuide a su hija

Hoy conocemos un caso de altruismo laboral en el que un grupo de trabajadores franceses decidieron ceder sus días de vacaciones en favor de un compañero para que cuidara a su hija enferma de cáncer. Esto ha sido posible gracias a una nueva ley del año pasado que permite, siempre que el empresario esté de acuerdo, que los trabajadores cedan sus días festivos a otro trabajador ante casos como el relatado.

Cesión de días festivos

Naëlle es una niña que a los 4 años (el pasado mes de diciembre) le diagnosticaron cáncer de riñón, durante el primer mes fue sometida a una intervención hospitalaria con el propósito de extirpar el tumor que tenía un tamaño de 13 centímetros, tras la recuperación de la intervención, tuvo que realizar un ciclo de 31 semanas de tratamiento de quimioterapia, tratamiento que le ha causado otros problemas como infecciones pulmonares.

Para los padres de la pequeña ha sido un duro golpe y un gran cambio en sus vidas, el padre agotó todos los días de permiso y vacaciones para poder llevar a la pequeña a los tratamientos, a los exámenes médicos y estar en casa para cuidar junto a su mujer a su pequeña Naëlle. Pero gracias a la solidaridad de sus compañeros de trabajo, dispone de casi un año para poder seguir llevando a cabo las labores mencionadas sin que pierda el trabajo o el sueldo. Los compañeros y amigos decidieron que era necesario ceder los días de vacaciones en favor de un compañero para que cuide a su hija y le ayude a superar la enfermedad, la suma de días donados asciende a 350.

La petición la formalizaron a través de una carta firmada y presentada al departamento de recursos humanos de la empresa por todos los trabajadores que donaban sus días. Ante una petición de estas características y además existiendo una ley que ampara la solicitud, era bastante improbable que la empresa se negará a llevar a cabo esta medida en favor de los padres, una pareja afincada en la localidad de Neufchâtel-en-Bray (noreste de Francia).

Esta medida es posible gracias a una ley promulgada el 9 de mayo del año pasado, que permite que un empleado de una empresa pueda donar todos sus días libres a otro compañero siempre que esté de acuerdo el dueño de la empresa. Esta ley especifica que la donación siempre debe realizarse a un compañero de trabajo que tiene un menor de 20 años a su cargo y que por razones como una discapacidad, un accidente grave o una enfermedad como el cáncer, puede recibir los días libres de los compañeros que se los quieran donar.

Evidentemente, los padres se conmovieron con el gesto de los trabajadores de la empresa, no poder acudir al trabajo y perder el sueldo era una enorme carga, pero gracias a esta donación se ha podido dedicar por entero a la pequeña. El padre comenta que es muy importante que ambos progenitores estén al lado de su hija en estos momentos, la presencia de los padres es beneficiosa, de hecho, la niña ha comentado que se siente muy contenta de tener a su padre junto a ella.

Actualmente Naëlle se encuentra en una fase de remisión de la enfermedad, incluso ha empezado a ir al colegio y poco a poco todo vuelve a la normalidad. Desde que apareció esta ley (que podéis consultar aquí) se han producido varios gestos de solidaridad y se han cedido los días de vacaciones a otros compañeros que atravesaban una situación familiar muy complicada.

Personalmente creemos que para estos casos la ley se debería haber promulgado de otro modo, no debería facilitar la donación de días de vacaciones de otros trabajadores, en su lugar se tendría que haber determinado que el Estado se haría cargo del sueldo y que se obligara a la empresa a permitir que el trabajador dispusiera de todos los días que necesitara por las circunstancias antes citadas y sin riesgo a perder su puesto de trabajo.

A través de este artículo podréis conocer más detalles de la noticia.

Foto | Twitter

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...