Campaña de la OMS “Salve vidas: límpiese las manos”

Mañana se pone en marcha una nueva edición de la campaña “Salve vidas: límpiese las manos” enmarcada en el programa “Una atención limpia es una atención más segura”. Con ella se pretende recordar al personal sanitario y a los pacientes lo importante que es que se laven las manos cada vez que sea necesario, a fin de reducir el riesgo de transmisión de infecciones y enfermedades.

Higiene en pediatría

Mañana se pone en marcha la campaña Salve vidas: límpiese las manos con el lema “La lucha contra la resistencia a los antibióticos está en sus manos”. Se trata de una campaña enmarcada en el programa de la OMS (Organización Mundial de la Salud) “Una atención limpia es una atención más segura”, que pretende concienciar a los profesionales del sector sanitario, a los pacientes, y por extensión a toda la población, sobre lo importante que es la higiene de las manos a fin de reducir las infecciones y la propagación de bacterias resistentes a los antibióticos.

Para hacernos una idea de la cantidad de bacterias que un niño puede tener en una mano, nada mejor que retomar la lectura de este post, en él aparece la imagen de una placa de Petri en la que un niño de 8 años puso la huella de su mano tras estar jugando al aire libre. En esta placa proliferaron colonias de todo tipo de microorganismos, hongos, levaduras, estafilococos, micrococcus, etc., gérmenes que pueden provocar todo tipo de enfermedades dependiendo de con qué o quién haya entrado en contacto el niño.

Aunque, como ya hemos comentado, la campaña se dirige al personal sanitario y a los pacientes, no está de más hacerla extensible a la población y especialmente a los padres, es necesario que los niños sigan desde bien pequeños la rutina de lavarse las manos, al salir de la escuela, antes de comer, después de jugar, etc. Con esta rutina tan simple, se reducirá significativamente el riesgo de contraer infecciones y enfermedades, mejorando la salud y la calidad de vida.

Lavarse bien las manos, es una acción preventiva y efectiva con la que se logra reducir el contagio por contacto de virus y bacterias, esto es algo que muchos padres saben, sin embargo, no se cumple, sea por restar importancia, despiste, despreocupación, etc., muchos niños no siguen esta rutina al pie de la letra, se lavan las manos en algún momento determinado, pero no en todas las ocasiones que es necesario.

La campaña de la OMS se dirige precisamente los profesionales que saben lo importante que es lavarse las manos, dirigirla a ellos está sujeto a recordarles que es necesario que tengan presente esta práctica higiénica en todo momento, sobre todo porque están trabajando en un lugar donde hay todo tipo de microorganismos por las enfermedades de sus pacientes. Se considera que la higiene y el lavado de manos ha sido uno de los grandes avances de la humanidad, ya que ha contribuido a reducir el contagio y, por tanto, millones de muertes, de ahí que se cada año se haga hincapié en esta práctica.

A continuación os transcribimos las 10 razones por las que la OMS considera que se debería participar en la campaña:

>La higiene de las manos en el momento adecuado salva vidas.

>La higiene de las manos en la atención sanitaria ha salvado millones de vidas en los últimos años.

>La higiene de las manos es un indicador de calidad que destaca la seguridad de los sistemas de salud.

>Los problemas de salud, como las infecciones asociadas a la atención sanitaria (IAAS), que a menudo son invisibles pero sin embargo ocurren, son retos políticos y sociales que debemos abordar.

>Las infecciones pueden ser evitadas por medio de una buena higiene de las manos, y el daño a la salud de los pacientes y del personal de la atención de la salud se puede prevenir por menos de $10.

>Existe tecnología de bajo costo para salvar vidas. La solución desinfectante a base de alcohol, la cual cuesta aproximadamente $3 por botella, puede prevenir las IAAS y millones de muertes cada año.

>Existe #handhygiene en los medios sociales, lo cual significa que es un tema importante, ya sea debido a las IAAS o a brotes por enfermedades mortales como el ebola.

>El incorporar los momentos específicos para la acción de la higiene de las manos en el flujo de trabajo del personal sanitario facilita hacer lo correcto a cada minuto, a cada hora, cada día.

>La prevención de las infecciones es una parte fundamental del fortalecimiento de los sistemas de salud. La higiene de las manos es la base de todas las intervenciones, ya sea al insertar un dispositivo médico invasivo, manipular una herida quirúrgica, o al realizar una inyección.

>El movimiento social ya ha comenzado a difundirse con la exitosa campaña «SALVE VIDAS: límpiese las manos», que promueve la acción del lavado de las manos en el punto de atención del paciente.

La OMS proporciona consejos a los diferentes profesionales sanitarios, en el caso de los pediatras, les recomienda lavarse las manos antes de tocar a los niños a fin de protegerlos de los microorganismos que pueda tener en las manos. Lavarse antes de llevar a cabo una tarea aséptica, tras ser expuesto a líquidos corporales a pesar de llevar guantes, ya que de este modo se protege correctamente el entono sanitario, lavarse después de haber tocado al niño, al finalizar la consulta, o cuando ésta se interrumpa.

Si prestamos atención, y dependiendo del pediatra, comprobaremos que algunas de estas reglas no se cumplen, y esto es un error porque el centro médico se puede convertir en un escenario para la transmisión de enfermedades. En definitiva, merece la pena dar un vistazo a las recomendaciones de la OMS y saber qué se consigue con un acto tan simple como lavarse las manos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...