Cada vez nacen menos niños en Noruega

El Gobierno de Noruega está preocupado, cada vez nacen menos niños en el país y se han alcanzado mínimos históricos en la tasa de natalidad. Por ello, se baraja poner en marcha diferentes medidas, para lograr dar un vuelco a la situación.

Tasa de Natalidad

La ministra noruega para la Infancia y la Igualdad de Género, Linda Hofstad Helleland, advierte que cada vez nacen menos niños en Noruega, siendo un tema que preocupa seriamente al gobierno, ya que la caída de la tasa de natalidad tendrá serias consecuencias políticas y económicas.

Una menor natalidad provocará contar con menos población activa, lo que debilitará la base impositiva para la financiación del gasto público, es decir, lo que ocurre en cualquier país del mundo cuya tasa de natalidad no logra el reemplazo generacional. La ministra comenta que la creación de valores depende de los recursos del país, por lo que la fuerza laboral es muy importante, quizá podrían optar por recibir inmigrantes, pero parece que esa no es la intención del gobierno.

Se desconoce a ciencia cierta cuál es la razón para que se reduzca la tasa de natalidad, durante mucho tiempo Noruega ha estado en una situación favorable, contaba con una elevada tasa de natalidad y, además, las mujeres tenían una alta participación laboral, algo difícil de encontrar en otros países donde la conciliación laboral y familiar es complicada, un ejemplo es España. Sin embargo, y a pesar de contar con esta fórmula, la tasa de natalidad ha ido descendiendo y actualmente se encuentra en 1’62 hijos de media por mujer, la tasa más baja que se ha registrado en el país nórdico.

Por primera vez en muchos años Noruega está envejeciendo, cada vez son menos las parejas que deciden tener un par de hijos. Por ello, el gobierno se ha fijado en campañas que se han hecho en otros países nórdicos como Dinamarca, a fin de inspirarse en ellas y lograr aumentar la tasa de natalidad. Ya se barajan algunas sugerencias encaminadas a ofrecer mejores oportunidades financieras a las parejas que decidan tener hijos, todo lo contrario a lo que ocurre en España.

Se habla de mejorar la actividad ocupacional, de proporcionar estudios gratuitos a los niños, de brindar jardines de infancia a precios mucho más económicos, intentando demostrar que al gobierno le preocupa el tema y quiere darle la vuelta a la situación. Según la ministra, el número de nacimientos es de gran importancia para mantener el estado de bienestar, Noruega necesita más niños y se van a llevar a cabo las medidas necesarias para lograrlo.

Hay que decir que este problema lo están acusando todos los países nórdicos, Finlandia, Islandia, Suecia… la tasa de natalidad ha alcanzado mínimos históricos por debajo del 2’1 necesario para garantizar un correcto reemplazo generacional. Parece ser que esta situación se inició en el 2008 con la crisis económica (a pesar de que no les afectó tanto como a otros países), pero la crisis ya ha remitido y, sin embargo, la natalidad sigue reduciéndose. Con todo, siguen teniendo una tasa de natalidad más elevada que la de otros países europeos, pero demuestran tener mayor preocupación.

Quizá el gobierno español debería tomar nota de la preocupación de Noruega y seguir su ejemplo, mucho se ha hablado de mejorar la tasa de natalidad, pero la verdad es que poco se ha hecho al respecto, da la impresión de que se ha optado por la inmigración como una solución, algo que resulta mucho más barato que ayudar a las familias españolas. Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en el periódico digital Itromso.

Foto | Sami Keinänen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...