Bebés adictos a la comida basura

Las mujeres que llevan una mala dieta durante el embarazo exponen a sus futuros bebés a convertirse en adictos a la comida chatarra.

embarazo-alimentacion

Como hemos comentado anteriormente, es sumamente importante que la madre preste atención a su alimentación durante el embarazo, ya que lo que consume interfiere de forma directa con el desarrollo de su bebé en gestación, tal es así que abusar de la comida chatarra durante ese tiempo puede exponer a los niños a convertirse ellos mismos en adictos a este tipo de cosas que no hacen nada por nutrir el organismo.

Comer alimentos chatarra durante el embarazo es realmente negativo tanto para la madre como para su futuro bebé, ya que ofrece una cantidad deficiente de nutrientes, es rica en calorías y grasas y promueve la obesidad, lo que genera un riesgo de salud para la mujer que queda con demasiado peso extra, y para su bebé que puede encarar sus primeros años de vida con sobrepeso, tendencia que irá seguramente en aumento conforme vaya creciendo.

Que la mujer engorde demasiado durante el embarazo o inclusive, que sufra de obesidad, se asocia directamente con una serie de complicaciones que pueden poner en riesgo su vida y la de su hijo, tales como la hipertensión gestacional, la diabetes mellitus gestacional, la preeclampsia, el síndrome metabólico, problemas tromboembólicos, nacimientos prematuros o nacimientos de bebés demasiado grandes para su edad gestacional, con una marcada tendencia tener defectos congénitos.

No es difícil sospechar las graves consecuencias de este estilo de vida, pero lo cierto es que muchas mujeres gestantes no son realmente concientes de los problemas que puede traer sus malos hábitos alimenticios, serios peligros a los que se exponen tanto ellas como sus hijos, algo que generalmente combinan luego con una mala nutrición en los niños.

Un bebé aceptará de mejor gana aquellos alimentos que la madre haya consumido durante su embarazo, por lo tanto, si la mujer come sano, incorporando frutas y verduras a su dieta, el pequeño luego los aceptará, ya que de cierta forma conoce esos alimentos desde el vientre materno. Si en cambio la mujer comió comida chatarra durante su embarazo, luego no puede pretender que al niño le encanten los vegetales.

El trabajo de una madre no inicia luego del nacimiento de su hijo, sino desde el mismo momento en el que da lugar a una nueva vida, el tiempo que lleva a su pequeño dentro del vientre y la crianza que se le da desde entonces es virtualmente tan importante para su desarrollo como los cuidados que se le darán por el resto de su infancia.

Vía | El Mundo
Foto | alejandro!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...